•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al pie de la tumba de su hija, María José Escobar exigió ayer todo el peso de la ley para el o los asesinos de la universitaria Anielka Raquel Espinoza Escobar, de 20 años, a quien descubrieron sin vida la noche del pasado miércoles en un cañaveral de Villa El Carmen.

“Que caiga todo el peso de la ley para quien mató a mi hija, aunque ni con 30 años de cárcel me va a devolver a mi hija”, expresó Escobar durante el sepelio.

La mujer agradeció a los  miles de habitantes de Villa El Carmen que participaron en la procesión fúnebre.

Por el crimen, hasta ayer, no había ninguna acusación formal y la Policía continuaba investigando.

Escobar también dijo que hasta la tarde de ayer las autoridades policiales no le habían confirmado quién o quiénes son los autores del crimen.

SOSPECHOSO

Fuentes vinculadas a las investigaciones dijeron ayer que Edwin Antonio Chavarría, de 20 años, se había convertido en el principal sospechoso del crimen.

Los funerales de Anielka Espinoza Escobar, La casa de Chavarría queda a una cuadra de la casa de Anielka Espinoza.

Te interesa: La Fiscalía registra cinco femicidios en 2016

La actual pareja de Chavarría, con quien tiene un bebé de cinco meses, se limitó a decir que sus suegros habían viajado a Managua para saber de la situación legal del sospechoso.

Ayer se conocieron nuevos detalles en relación al crimen,  como por ejemplo que el asesino asfixió a Espinoza con un mecate, que se encontró en el lugar del delito.

La Policía también encontró ayer entre los matorrales donde mataron a la universitaria un pico de botella con el cual presuntamente hirieron en el cuello a la víctima.

Por otro lado, un familiar del ahora sospechoso dijo que la sábana ensangrentada encontrada por la Policía a la entrada al municipio pertenece a Chavarría.

La misma fuente familiar confirmó que aunque la joven universitaria había terminado el noviazgo con Chavarría, ellos se miraban ocasionalmente.

Además, se supo de forma no oficial que el padre de Espinoza encontró en el teléfono celular de la víctima mensajes de Chavarría.

LOS CAÑEROS

Al mediodía del viernes la Policía trasladó a Managua a tres cañeros, llenando de asombro a sus compañeros y a Justo Pastor Quezada, contratista de 57 cortadores de caña llegados de Chinandega.

Los cañeros enviados a Managua son Manuel Salvador Marenco, Daniel Santos Aragón y Pablo Mayorga.

Los dos primeros están detenidos desde la noche del pasado miércoles, cuando se descubrió el crimen.

Quezada denunció que la noche del jueves desconocidos apedrearon la casa hacienda donde los cañeros chinandeganos están alojados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus