•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El guarda de seguridad Marlon González Tenorio, de 40 años, murió la madrugada de ayer, tras permanecer 10 días hospitalizado luego de recibir un balazo en la cabeza a manos de Nicolás Navas Somarriba, de 37 años, durante una trifulca en una discoteca en Bello Horizonte, Managua. 

El incidente ocurrió la madrugada del pasado 2 de julio.

Johana Sequeira Tenorio, prima de la víctima, dijo que como familia doliente exigen a las autoridades imponer todo el peso de la ley contra Navas Somarriba, quien disparó a González Tenorio cuando le impidió el ingreso a la discoteca.

DOS HIJAS HUÉRFANAS

“Nosotros (familia doliente) lo que pedimos a las autoridades es que se haga justicia, porque mi primo dejó a dos hijas en la orfandad”, expresó Johana Sequeira.

Agregó que no rechazarán cualquier intento de mediación por parte de la familia del procesado.

Desde su ingreso al hospital Lenin Fonseca hasta su deceso la madrugada del martes en el hospital Militar, los médicos en todo momento dieron un pronóstico negativo para González Tenorio, aunque su familia hasta el último momento esperaba un milagro.

“Él (Marlon González Tenorio), en los diez días de agonía, no abrió los ojos, pero en algunos momentos mostró signos de vida, como sonreírnos”, relató Johana Sequeira, visiblemente afectada por el deceso de su pariente.

EL PROCESO

Por otro lado, la audiencia inicial para Navas Somarriba, quien permanece en prisión preventiva desde el pasado 4 de julio, será mañana jueves ante la jueza Indiana Gallardo, titular del juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de la capital.

Navas Somarriba, después de disparar contra González Tenorio, se fugó de la escena del crimen junto con dos amigos, pero minutos más tarde la Policía lo detuvo en el Hospital Militar, donde llegó en busca de asistencia médica por una herida en el rostro.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus