•   Estelí  |
  •  |
  •  |
  • Redacción web

“Pepe”, la cabra macho que se hizo viral en las redes sociales tras ser retenida por la Policía de Estelí por comerse los cuadernos de los estudiantes de una escuelita, volvió a ser motivo de polémica por agredir a pobladores de los barrios Oasis de Bendición, Las Porras, Felipe y Mary Barreda, entre otros, en dicha ciudad norteña.

Personas que han sufrido las agresiones del animal señalan que como no tiene cuernos les pega cabezazos. A una de las vecinas incluso la hizo caer al suelo y la pateó, provocándole hematomas en sus piernas, por lo que la mujer tuvo que asistir a un centro de salud.

María Teresa Sevilla, quien es vecina de la casa donde vive Manuel de Jesús Cruz Gómez, el encargado de cuidar a la cabra “Pepe”, aseguró que en más de dos ocasiones la persiguió y le pegó varios cabezazos causándole  heridas y hematomas.

Brenda Gutiérrez muestra los hematomas que le provocó "Pepe"Dicha situación fue reportada vía telefónica a la Policía, pero los agentes no se presentaron a pesar de que hay un acuerdo suscitado a partir de los primeros incidente provocados por “Pepe” y que consiste en que el animal sería trasladado a un zoológico si volvía a causar molestias entre la población.

María Teresa, quien es líder de una iglesia evangélica, dijo que se dirigía a realizar unas diligencias al centro de la ciudad y tuvo que regresarse a cambiar ropa porque el “Pepe” la ensució.

Los vecinos señalan a Manuel de Jesús Cruz Gómez, encargado de “Pepe”, de no cuidar al animal, ya que por las noches “anda en la calle haciendo desastres”. Además, atribuyen las nuevas fechorías de la cabra al hecho que no ha sido castrada y actualmente anda en celo.

Daniel Herrera Falcón señaló que un día iba caminando  y al descuido “Pepe” lo agredió a topetazos (golpes con la cabeza)  y lo lanzó al suelo, causándole lesiones y hematomas en la espalda.

German Antonio Romero Torres, quien vive contiguo a la casa donde reside Cruz Gómez, indicó que se dirigía a pie por una de las calles del barrio Oasis de Bendición, ubicado en la periferia noroeste de la ciudad, cuando “Pepe” comenzó a seguirlo y lo atacó.

“Me revolcó y estrujó contra una casa; ese animal está tranquilo, pero de repente comienza a agredir a las personas y cuando las mira tiradas en el suelo las patea” afirmó

Añadió que es mejor que lo lleven a su zoológico porque si encuentra a un niño y lo agrege puede hasta matarlo.

Mientras, Brenda Gutiérrez contó que en varias veces los dejó sin comer porque devoró un recipiente donde tenía maíz para elaborar unas tortillas.

Francisco Castillo, otro vecino, dijo que aunque no ha sido golpeado por “Pepe”, es prudente que lo manden a un zoológico porque quien está al cuido del animalito lo deja que ande de vagabundo por las calles y como potencial agresor de los pobladores.

Sin embargo, Castillo reconoció que “Pepe” se pone triste si lo encierran y que está muy apegado a su cuidador Manuel de Jesús Cruz Gómez

Ante las quejas de los vecinos, este lunes, familiares del dueño del animal lo trasladaron a una finca ubicada en la parte noroeste del municipio de Estelí. Supuestamente le van a buscar una chivita hembra a “Pepe” para que procree.

La cabra “Pepe” es propiedad de Gerardo Rizo, quien actualmente se encuentra en los Estados Unidos y desde allá envía dinero para el sustento del animal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus