•   Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía de Jinotega ha desarticulado en los últimos días a pequeños productores y distribuidores de marihuana que abastecen a las cabeceras municipales.

En la comarca San Ramón de las Quebradas, ubicadas en el municipio de Wiwilí, detuvieron a los hermanos Wilmer Antonio y José Ismael Zeledón Sevilla, de 23 y 25 años, respectivamente, quienes habían sembrado 14 plantas de marihuana, que ya habían alcanzado 78 centímetros de altura la más pequeña.

Las plantas estaban camufladas  en el centro de un sembradío de maíz, explicaron las autoridades.

Los hermanos Zeledón Sevilla pasaron a manos del Ministerio Público para ser procesados. La Policía quedó al resguardo de la hierba, para su respectiva incineración.

Mientras, en el barrio Ciudadela, también en Wiwilí, atraparon y acusaron por almacenamiento de estupefacientes a Augusto César Molina Tinoco, de 33 años, a quien la Policía sorprendió con 1,809.75 gramos de marihuana y una pistola calibre 22.

La Policía asegura que el presunto dueño de la marihuana había traído la hierba desde la comarca Somotines, ubicada sobre la ribera del río Coco, por lo que a las 5:00 p.m. con una orden judicial allanaron su vivienda, donde solo  encontraron la pistola, que estaba debajo de una almohada en uno de los cuartos.

En el patio de la casa, dentro de una letrina, las autoridades encontraron en el interior de un saco blanco dos bolsas plásticas color negro que contenían marihuana.

Molina Tinoco será procesado por el delito de almacenamiento de estupefacientes.

La comisionada Rosa María Herrera, jefa de la oficina de relaciones públicas de la Policía de Jinotega, dijo que en la microrregión de Ayapal, municipio de San José de Bocay, detuvieron a Darwin Brian Chavarría, de 39 años, quien llevaba un revólver calibre 38 y dentro de una mochila tenía 6 libras de marihuana.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus