•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un juez ordenó reconstruir los hechos que terminaron con la vida del vigilante Marlon Alfredo González Tenorio, quien sufrió un disparo en la cabeza la madrugada del 2 de julio.

Nicolás Antonio Navas Somarriba es el principal sospechoso de haber disparado a González Tenorio, cuando protagonizaba una pelea a las afueras de una discoteca en la rotonda de Bello Horizonte.

El juez Alfredo Chamorro Busto, del Juzgado Quinto Penal de Juicio, reprogramó el juicio contra Navas Somarriba para el 8 de septiembre y ese día se espera que dé a conocer el veredicto final, puesto que el miércoles pasado declararon los cuatro testigos propuestos por la Fiscalía y tres de la defensa.

Uno de los testigos de la Fiscalía fue el forense Walter Cuadra, quien realizó la autopsia al cuerpo de González y declaró “que el disparo que recibió la víctima fue letal y de tipo homicida.

La causa intermedia fue un shock séptico que se derivó del disparo que recibió”.

Navas continúo con la medida cautelar de prisión preventiva.

El Juez Chamorro tenía previsto hacer la reconstrucción de los hechos el mismo miércoles a las 7:40 p.m. pero no se logró debido a que no había vehículo disponible para trasladar a esa hora de la noche al personal del Ministerio Público, Policía y las pruebas periciales hasta el bar ubicado de la rotonda de Bello Horizonte, media cuadra al sur y seis metros al oeste, en Managua.

En el desfile de testigo está Geovanny Guadamuz, quien acompañaba a Navas el día de los hechos y dio un testimonio a favor del reo.

“Al momento que tratamos de salir del parqueo, un grupo de sujetos obstaculizaba la pasada y al decirles que se apartaran uno de ellos me golpeó con la cacha de una pistola en el ojo”, dijo Guadamuz, lo que habría desembocado en la pelea y eventual muerte del vigilante.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus