Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la víspera de concluir el juicio contra Nicolás  Navas  Somarriba, acusado de matar al vigilante Marlon Alfredo González, un informe técnico presentado por la Policía sugiere la existencia de una segunda arma y otro tirador en los hechos acontecidos la madrugada del 2 de julio en las afueras de una discoteca en Bello Horizonte.

El parte policial, respaldado por una fototabla de 12 fotografías, indica en la gráfica número 10 que en la escena del crimen fueron encontrados dos casquillos de bala de distintos calibres.

Uno de los casquillos de proyectil corresponde a una pistola nueve milímetros y el segundo a una calibre punto 40, detalla el informe policial.

Suscrito por la jefa del Distrito IV de Policía, Thelma Collado, el informe coloca como sospechosos de portar la otra arma a Carlos Geovanny Rodríguez  y Marvin Segura Aguilar, pero al final solo Navas ha sido acusado. 

Ruby Lacayo, abogada de Nicolás Navas, señaló que la aparición del referido informe deja al descubierto que por segunda vez se ha roto la cadena de custodia de la prueba en el proceso.

La primera vez fue cuando no aparecía entre las evidencias ocupadas la pistola con la que supuestamente Navas disparó contra González, y la segunda es porque no aparecían tres casquillos encontrados en la escena del crimen.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus