•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos balazos acabaron con los sueños de bachillerarse que tenía el joven matagalpino Henry Antonio García Herrera, de 17 años, quien murió  en una calle polvorienta de la II Etapa del barrio Nueva Vida, en Ciudad Sandino.

García se vio involucrado en una pelea en la que hubo disparos con arma de fuego y dos balazos le quitaron la vida.

La pelea era entre las pandillas de la  primera y segunda etapa de ese barrio, y aconteció a eso de las cinco de la tarde del pasado domingo.

El joven sufrió los balazos en la pierna derecha y en el abdomen. Primero lo llevaron  al hospital de Ciudad Sandino y después al hospital Lenín Fonseca en Managua, donde llegó fallecido.

Una versión indica que el joven pertenecía a una de las pandillas y otra es que quedó atrapado en medio del fuego cruzado cuando regresaba de darse un “chapuzón” en el sitio conocido como “El Rancho de Lencho”, donde anteriormente laboró.

Lorenzo Navarrete, propietario del referido centro recreativo, dijo que le sorprendió la noticia de la muerte del joven a quien él y su familia apreciaban.

“La última vez que conversamos me dijo que le diera cuatro días de trabajo en la semana para poderse ayudar con los gastos de su promoción de bachillerato”, recordó Lorenzo Navarrete. Al menos unas 100 personas participaban en la pelea, dijeron vecinos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus