•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un juez condenó a 12 años y 6 meses de prisión a Nicolás Antonio Navas, procesado por matar de un balazo en la cabeza al guarda de seguridad Marlon Alfredo  Tenorio.

Los familiares de la víctima se declararon inconformes con la decisión del juez Alfredo Silva Chamorro.

“Yo estoy inconforme con esa sentencia porque debieron haberle puesto la pena máxima de 15 años”,  reaccionó Eveling Zamora Aguilera, viuda del vigilante, quien estuvo diez días en agonía.

El abogado Álvaro García,  representante de la víctima en el juicio, señaló que el juez no tomó en cuenta como agravantes el hecho de que Navas huyó de la escena del crimen y que expuso al peligro a otras personas al disparar la madrugada del pasado 2 de julio. 

Pero no solo la parte acusadora expresó su inconformidad con el juez Quinto Distrito Penal de Juicio de Managua, Alfredo Silva Chamorro, porque la defensa anunció que apelará la sentencia.

“Nosotros esperábamos la pena mínima (10 años) porque el fallo de culpabilidad fue dictado sobre la base de contradicciones y nulidades surgidas en el juicio”, subrayó la abogada defensora, Ruby Lacayo Ellis.

En la sentencia, el juez Silva Chamorro establece que Nicolás  Navas deberá permanecer en prisión hasta el 2 de enero del año 2029.

Entre las pruebas que el juez consideró determinante para establecer la responsabilidad penal de Navas se incluyen  los testimonios de dos testigos que reconocen al sentenciado como el autor de los disparos que terminaron con la vida de Tenorio. 

Otra pruebas que el judicial tomó en cuenta son los peritajes de balística, los hallazgos de residuos de pólvora en las manos del condenado y  el testimonio de los policías que lo capturaron, quienes identificaron a Navas como la persona que huía en una camioneta.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus