•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una chispa que provocó la explosión de un tanque le costó la vida al soldador Julio Rivera Tinoco, de 22 años, ayer en Managua. "Habían tres trabajadores, ellos estaban soldando una pipa, pero cerca de ellos estaba la otra que había sido pintada ayer (el lunes) y al parecer una chispa hizo contacto con  esa y hubo la explosión", dijo Einstein Rodríguez, hijo del propietario del taller Salvador Rodríguez. De acuerdo con los testigos, una tapa del tanque recién pintado fue la que, al salir por los aires y luego caer, prensó a Rivera contra el depósito que él soldaba, falleciendo instantáneamente. Junto a Rivera estaban también soldando Jimmy Javier Mendieta Parrales, de 34 años, y Luis Mendoza Molina, de 27, a quienes la onda expansiva los catapultó. Ambos están hospitalizados, pero fuera de peligro.

También fue remitido a un centro médico Manuel Salvador Rodríguez, de 78 años, propietario del taller metalúrgico, a quien producto del accidente le dio un preinfarto. El subteniente Walter Chávez, de la Dirección General de Bomberos, dijo que se debe tener precaución al realizar  trabajos de soldadura, debido a la presencia de químicos volátiles, en este caso la pintura. "En el taller siempre se tomaban las precauciones, como no fumar y bajar las cuchillas de electricidad cuando se va a pintar. Si ya el tanque está terminado y pintado, se le dice al dueño (del tanque) que lo llegue a traer inmediatamente, pero no sé qué pasó esta vez", manifestó Einstein Rodríguez.

Rivera tenía más de tres años de trabajar en el taller Rodríguez. Julia Tinoco, madre de la víctima mortal, dijo que está valorando si buscará un trámite de mediación con el dueño del taller, porque tienen una reconexión familiar. "Estamos conscientes que todo se debió a una desgracia. Nosotros tenemos años de conocernos con don Salvador Rodríguez y somos allegados, un hijo de él es compadre nuestro", dijo resignada Tinoco.

2,500 galones era la capacidad del tanque que estalló. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus