•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La pobreza en que vivía un niño de 12 años fue aprovechada por cinco hombres que lo prostituían en una cantina ambulante (enramada) llamada “Siete Argollas”.

Los capítulos de ataque sexual contra el  menor originario de un municipio del norte de Chinandega  acontecieron  en El Sauce, municipio de León, entre el 15  y el 27 de enero del 2015.

El niño llegó a la enramada recogiendo botellas y latas, y pidiendo dinero, lo cual fue aprovechado por Larry Vásquez Sandoval, alias “La Pamela”, y Carlos Bárcenas, apodado “La Gabriela”,  para prostituirlo.

POR CALZADO

El calvario para el niño comenzó el 15 de enero del 2015,  cuando “La Pamela” lo llevó a la casa de José Luis Ramírez, donde un sujeto solo conocido como “El Firchi” lo mancilló a cambio de un par de zapatos.

Después de haber sido vejado sexualmente por primera vez, los acusados apodados “La Pamela” y “La Gabriela” vistieron al menor como mujer poniéndole una peluca, una blusa y un short, refiere la acusación fiscal.

Ocho días después (23 de enero) cuando el niño dormía en un sofá en la casa de José Luis Ramírez;  Jorge Luis Quiñonez, alias “El Negro” con la complicidad de Carlos Bárcenas (otro de los acusados) intentó violar al niño.

Sin embargo, en esa oportunidad “La Pamela” lo defendió de sus agresores; pero tres días después “La Pamela”  lo llevó a la casa de Ramírez donde el sujeto apodado “El Negro” lo mancilló a cambio de pago de 100 córdobas.

LO PEOR

El 26 de enero los cuatro acusado de violar al niño con la complicidad de “La Pamela” y “La Gabriela” lo mancillaron después de tomar licor por varias horas  en la casa del sujeto apodado “El Negro”.

Al día siguiente (27 de enero) “La Pamela” acusó al niño de que  le había robado su teléfono celular. Por este hecho el menor fue atado a un árbol por varias horas, le taparon la boca y golpearon en el rostro, refiere la acusación fiscal.

Una vez que apareció el referido aparato, “La Pamela” tomó al niño con intenciones de llevárselo a la ciudad de León  para seguir prostituyéndolo, pero la Policía logró  capturarlo cuando iban en una unidad de transporte colectivo.

Por los hechos antes referidos, La Fiscalía acusó a cinco implicados por  seis delitos, incluidos cuatro de carácter sexual,  pero la justicia solo pegó a Jorge Luis Quiñónez con 12 años de prisión y  los otros cuatro recibieron como sanciones por agresión  contra las personas 45 días de prisión.

La sentencia para los absueltos quedó firme desde la primera instancia porque el Ministerio Público no apeló del fallo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus