•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Preso como Jesús. Así se declaró ayer Francisco Javier Sánchez, uno de los líderes de la secta Cuerpo Místico de Cristo, que  mantuvo a 596 personas en un campamento en Mechapa, jurisdicción de El Viejo, Chinandega, esperando ser raptadas por Dios.

"La  verdad es que yo le doy gracias a Dios que el Ministerio Público me ha traído ante una corte, como Jesús fue llevado”, expresó Sánchez, quien después dijo que su encierro en la prisión es  similar al que sufrió el apóstol Pedro.

Sánchez, sentenciado a seis años de prisión junto con otros siete líderes de esa secta, reiteró que ahora espera el “rapto divino” en la cárcel, donde según él Jesús llegará a traerlo en cualquier momento.

El reo sentenciado a seis años de prisión por tráfico ilegal de migrantes, construcción en lugares prohibidos y abandono de personas mandó a los magistrados de la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones a leer el texto bíblico los 'Hechos'.

Apelación en combo 

En una audiencia, los abogados defensores apelaron contra la resolución en la cual el juez de audiencia aceptó en su momento la ampliación de acusación y la sentencia en la cual fueron condenados a seis años de prisión.

Los delitos por los cuales los líderes de la secta Cuerpo Místico de Cristo fueron condenados son tráfico de migrantes ilegales, abandono de personas y construcción en lugares prohibidos.

El abogado Ramón Rojas Meléndez, defensor de Elvin Aguilar Maradiaga, otro de los ocho sentenciados, alegó que en el juicio no se demostró que su representado haya cooperado con el ingreso ilegal a territorio nacional de 19 extranjeros que estaban en el campamento llamado Tu Futuro Hogar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus