•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Gerald Pozo Pichardo, el último cabecilla de la secta  “Cuerpo Místico de Cristo”, quien estaba pendiente de rendir cuentas ante la justicia, deberá descontar 107 días de prisión preventiva antes que se realice el juicio oral y público en el cual se decidirá si es culpable o no de los delitos que le imputa la Fiscalía. Pozo fue  remitido a juicio para el 6 febrero del 2017 por el juez Quinto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Julio César Arias. El acusado enfrenta cargos por tráfico de migrantes ilegales,  abandono de personas y construcción en lugares prohibidos.

El caso

El acusado y otros  ocho sentenciados aglutinaron a 596 seguidores de distintas nacionalidades en un campamento en Mechapa, jurisdicción de El Viejo, Chinandega, en octubre del 2015, haciéndoles creer que en ese sitio se produciría un rapto divino. La remisión a juicio de Pozo se produjo un día después de que los otros líderes de la secta pidieron a los magistrados de la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) les revoquen la sentencia de seis años de prisión que les dictó la jueza Primero Distrito Penal de Juicio de la capital, Irma Laguna. Pozo enfrenta cargos por abandono de personas, construcción en lugares prohibidos y tráfico de migrantes ilegales que son los mismos ilícitos por los cuales fueron condenados los otros sentenciados. Francisco Javier Sánchez, otro de los líderes de la secta Cuerpo Místico de Cristo, sostuvo el miércoles que está preso a como en su momento lo estuvo Jesús. Sánchez está sentenciado a seis años de prisión.

9 dirigentes de la secta Cuerpo Místico de Cristo están en prisión.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus