EFE
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una mujer reconoció ayer haber matado a su hijo recién nacido y dijo sufrir pena moral por su acción, durante el juicio efectuado en Nicaragua.

"Nunca quise acabar con la vida de mi hijo, fue una perturbación en el momento del embarazo, y esta pena moral por la muerte de mi hijo no me la voy a quitar nunca en mi vida", dijo María Auxiliadora González Rodríguez, de 28 años, quien enfrenta una condena de entre 3 y 20 años de cárcel por el delito de parricidio.

González Rodríguez confesó que mató a su hijo al nacer, la madrugada del 5 de enero pasado, en la ciudad de Estelí, a unos 140 kilómetros al norte de Managua.

La mujer afirmó que privó de la vida al bebé porque estaba perturbada ante supuestas amenazas de la familia de su expareja, quienes le habrían advertido que le quitarían la custodia de su hijo mayor con discapacidad, debido a su condición de pobreza. El bebé murió asfixiado con una bolsa de plástico, en casa de la suegra de González Rodríguez, según el expediente del caso.

La acusada, quien fue capturada tras el suceso y recibió terapia psicológica, solicitó la pena mínima, insistiendo en que fueron las presiones las que influyeron en su decisión. La Fiscalía, por su parte, solicitó 20 años de cárcel para González Rodríguez.

La titular del Distrito Penal de Juicio de Estelí, Elizabeth Corea, dejó pendiente la sentencia que dictará en contra de la mujer.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus