•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las autoridades costarricenses todavía no capturan al pistolero que mató al nicaragüense Bernardo Sánchez Pérez, de 59 años, la noche del martes reciente en Costa Rica frente a una iglesia.

Sánchez quedó herido de bala en medio del fuego cruzado que armaron dos conductores sobre la vía pública.

El enfrentamiento ocurrió a eso de las 9:20 p.m. frente a la parroquia San Agustín de Hipona, en Cinco Esquinas de Tibás, donde Sánchez cuidaba carros desde hace más de cinco años, según lo que dijeron los vecinos a los diarios La Nación y Extra de Costa Rica.

Algunos testigos mencionaron que antes de la balacera, dos hombres desde dentro de igual número de vehículos empezaron a discutir.

Uno de ellos se bajó, disparó en repetidas veces y el nica cayó en medio del fuego cruzado. Luego el pistolero que viajaba junto a su chofer escapó a toda velocidad.

"La unidad básica de la sede de León XIII es la primera en llegar. El paciente presentaba heridas por arma de fuego en el tórax y la boca", explicó Manuel Miranda,  paramédico del Comité Metropolitano de Emergencias y Rescate de San José (Comser) de la Cruz Roja.

Feligreses de la parroquia San Agustín recordaron a Sánchez como una persona servicial y atenta, por lo que condenaron el hecho.

El día del crimen, las autoridades cerraron carreteras para dar con el auto del pistolero.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus