•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Eddy Gálvez Martínez, de 36 años, estaba ayer en las celdas policiales del Distrito X, a la espera de los resultados de la autopsia practicada por lo médicos forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) al cuerpo del niño Johnson Ariel Gálvez, de 10 años, quien supuestamente habría sido envenenado.

Gálvez Martínez era padrastro del menor fallecido, pero su expareja, Rosmery Williams Chavarría, de 34 años, lo señaló de ser el supuesto causante de la muerte del infante al darle una comida envenenada.

"No salió nada, el señor (en Medicina Legal) me dijo que el estómago (de su hijo) estaba vacío, no me dijeron si mi hijo tenía alguna enfermedad o las causas de la muerte", dijo Williams.

NO DIO PROBLEMAS

Yuiman Urroz, secretario político del barrio donde murió el menor, dijo que Gálvez nunca tuvo problemas con el vecindario y que siempre mostró una actitud tranquila.

Agregó que los vecinos apoyarán a Williams para evitar que siga siendo víctima de una supuesta violencia.

El cuerpo del infante fue enterrado ayer en el cementerio del lugar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus