•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La sangre encontrada en la carretilla supuestamente utilizada por Silvio Javier Mayorga para lanzar a un cauce del barrio San Judas a Ángela Verónica Crespo el pasado 10 de octubre, después de presuntamente matarla la noche anterior (9 de octubre) se corresponde al perfil genético de la víctima.

Esta es nueva prueba científica que le aceptó la jueza María Fabiola Betancourt al  Ministerio Público contra Silvio Mayorga, en el juicio programado para el próximo 24 de noviembre.

El Ministerio Público acusa Julio Mayorga  por asesinato y tentativa de violación en perjuicio de Ángela Crespo, a quien le habría quitado la vida cuando ella se negó a sostener relaciones sexuales con él, según el escrito acusatorio.

Los peritos del Instituto de Ciencia Forense de la Policía Nacional también enviaron muestras de las uñas encontradas en un trozo del colchón de la cama donde supuestamente la víctima y victimario iniciaron la reyerta conyugal que desencadenó en el crimen.

Sin embargo, los trozos de uñas no prestaron valor identificativo y por esa razón no quedaron aportadas como prueba para ser presentada en el juicio.

LA DEFENSA

La peor parte en la audiencia de ampliación de prueba la llevó el abogado defensor, Jacinto Miranda, a quien la jueza Segundo Distrito Penal Especializado en Violencia de la capital, María Fabiola Betancourt, no le aceptó un reclamo en el cual se alegaba que el Ministerio Público presentó extemporáneamente la ampliación de prueba porque supuestamente lo estaría haciendo 10 días antes del juicio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus