•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tres bancos del sistema financiero nacional y un ciudadano estadounidense fueron estafados por un grupo delictivo llamado “pan chiquito”, cuyos  miembros valiéndose de  la tecnología instalaban Call Center en distintos puntos de la capital para ofrecer servicios bancarios a latinoamericanos radicados en Estados Unidos.

De los 11 integrantes del grupo de presuntos estafadores nueve quedaron este sábado en prisión preventiva por los próximos nueve días, según lo resuelto por el juez suplente, Ronaldo Morán.

Entre los nueve que quedaron en prisión preventiva destacan un licenciado en economía, un ingeniero agrónomo, un ingeniero industrial y un licenciado en informática; además Germán Ocampo Flores, alias “pan chiquito”, cabecilla del grupo.

Entre los imputados figuran: Jimmy Hernández Rizo, Martin Dabbob Sáenz, Mauricio Gaitán López , Guillermo Moreno Rizo, Indiana López , Sandra Lucía Rivas, Alex Area y Guillermo Moreno . Los últimos dos prófugos de la justicia.  

Cinco año operando

Los acusados comenzaron a funcionar como grupo en el año 2011; pero fue hasta hace una semana  cuando llegaron las denuncias de Adán Carranza Pineda y la  representante de uno de los bancos afectados que la Policía les echó el guante, refiere la acusación fiscal.

En las investigaciones realizada por la Policía se  logró determinar que los acusados entre el 8 de julio del 2015 y el 18 de noviembre se lucraron ilícitamente de U$$ 25,043.55  que recibieron procedente de Estados Unido vía remesas de clientes a quienes hicieron caer en su engaño.

A Adán Carranza Pineda, quien administra un restaurante en Maryland, Estados Unidos, Indina López Gómez, una de las procesadas le hizo una llamada ofreciéndole servicio de limpieza y mantenimiento del negocio por un monto de U$$ 6,200  de los cuales la víctima pagó U$$ 1,130.

Los 6,200 dólares correspondían a un año de limpieza y mantenimiento del restaurante, mismo que Adán Carranza no recibió por lo cual alertó al banco emisor de la tarjeta de débito con la que pagó el servicio que no recibió.
   
Modus operandi

Los  “Pan Chiquito” a partir del año 2011 comenzaron a instalar en distintos sitio de la capital call center los que funcionaban por espacios de seis meses, según el extenso escrito acusatorio.  

El grupo delictivo valiéndose de equipos tecnológicos hacia llamadas on line a ciudadanos de origen latinoamericano radicados en Estados Unidos  ofreciéndoles servicios bancarios como tarjetas de crédito, reembolso en caso de reclamos y hasta la venta de acciones de bancos.

Para lograr su propósito el grupo  falsificó contrato bancario y credencial de agentes y personal de las entidades bancarias afectadas.

Por los hechos antes referidos los 11 acusados de los cuales nueve están en prisión enfrentan cargos por  estafa agravada, crimen organizado, falsificación material y uso de falso documento.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus