•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El vigilante Jorge Rodríguez Chévez  nunca se imaginó que sus jefes, diplomáticos de la embajada de China, Taiwán serían más astutos que él instalando una cámara de seguridad con un sensor de movimiento para descubrir quien estaba robando dinero de la caja fuerte.

Por eso Jorge Rodríguez, la madrugada del pasado 11 de noviembre valiéndose de una escalera volvió la escalar el segundo piso de la residencia de los diplomáticos chinos para sacar dinero del cofre.

Pero a diferencia de las  dos veces anteriores esta vez Rodríguez quedó grabado en la cámara instalada de manera secreta por los afectados. La imagen del “gato casero” fue recibida vía correo electrónico por uno de sus  superiores en el momento que ejecutaba el hurto agravado.

El centinela quien laboraba para un empresa que brinda el servicio de vigilancia  la primera vez que hurtó dinero de la caja fuerte, se apropió ilícitamente de U$$ 1,000 y ocho mil córdobas, refiere la acusación.

Jorge Rodríguez con  los  1,000 dólares que hurtó de la caja fuerte se compró un teléfono celular que le costó 700 dólares que le fue ocupado por la Policía, refiere la acusación del Ministerio Público.

Después del primer robo los diplomáticos chino  instalaron una cámara de video que no les funcionó la segunda vez que Rodríguez metió las “grapas” en la caja fuerte,  según la acusación radicada en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Audiencia de la capital.

Por los hechos antes narrado, el juez suplente Ronaldo Morán dictó 10 días de prisión a  Jorge   Rodríguez le dictó 10 días de prisión preventiva.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus