•   Estelí  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Lo que supuestamente fue una cadena de violencia machista que duró más de dos años, culminó la noche de este miércoles con la muerte de Abner José Rugama Bustamante a manos de su pareja, Letty Aminta Olivas Montoya, quien en medio de una fuerte discusión y de golpes por parte del hombre, le asestó una estocada que le provocó la muerte.

La puñalada, que fue cerca del ombligo, hizo que Rugama Bustamente perdiera mucha sangre y le afectó órganos vitales, por lo que falleció mientras era trasladado en un vehículo particular al hospital primario “Ada María López” de la ciudad de Condega.

Olivas Montoya,  de 28 años, fue detenida por la Policía minutos después de los hechos y según fuentes de la institución admitió lo hechos, pero alegando que actuó en defensa propia. “Era mi vida y la de mi hijo la que estaba en peligro”, habría expresado la mujer.

La mujer fue trasladada este jueves de Condega a las celdas preventivas de la delegación departamental de la Policía en Estelí.

Los hechos sucedieron en el barrio “El Esfuerzo” #2, ubicado al noreste de Condega, a eso de las 10:30 pm de la noche del.

Según vecinos que prefirieron omitir su identidad, Abner José Rugama Bustamante, quien laboraba como obrero en una empresa al igual que Letty Aminta, llegó borracho en horas de la noche y lanzó varias pedradas en el techo de la casa de la mujer.

Ante la agresión, contaron los testigos, un adolescente hijo de Olivas Montoya salió a encarar a Rugama Bustamante para reclamarle y pedirle que se detuviera, porque iba a ocasionar daños al inmueble y no dejaba dormir a sus ocupantes.

Entonces, Rugama Bustamante, agarró a empujones al muchacho y lo obligó a abrir la puerta de la casa donde su madre descansaba. Al observar que el ahora difunto golpeaba su hijo, Olivas Montoya salió de la casa, comenzó a discutir con el hombre, quien respondió con golpes, hasta que ella le propinó la estocada, de acuerdo a la versión de los vecinos.

Estas personas añadieron que el adolescente era hijastro del hombre fallecido y que también sufría maltrato por parte de este. También se conoció que Rugama Bustamante tenía una denuncia por maltrato y amenazas de muerte, pero la misma no prosperó porque siempre se comprometía a cambiar su actitud.

Las autoridades policiales investigan el caso para luego pasar el expediente al Ministerio Público, institución que deberá decidir si ejerce o no una acusación contra Letty Aminta.

En tanto, representantes de organismos de mujeres en Estelí y Condega demandaron a las autoridades que tomen en cuenta las circunstancias en que sucedieron los hechos y que se lleve a cabo un proceso apegado a derecho.

Belky Reyes Ríos, coordinadora de la oficina en Estelí, de la Red de Mujeres del Norte “Ana Lucila”, señaló que darán acompañamiento a la mujer y su hijo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus