•   Jícaro, Nueva Segovia, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Kevin Osmani Urrutia Vanegas, de 22 años, murió casi en el acto en que un cable de 220 voltios lo electrocutó mientras realizaba una soldadura en perlines del techo de un nuevo templo evangélico en la comarca Las Sardinas, munincipio de Jícaro, departamento de Nueva Segovia.

La tragedia ocurrió cerca de las 3:00 de la tarde de este martes.

Vecinos de dicha población dijeron en medios locales que el fluido eléctrico se interrumpía con frecuencia y en esas circunstancias el infortunado joven se confió.

La tragedia ocurrió cuando Urrutia Vanegas agarró uno de los cables sin guantes de protección sin percatarse que el fluido había regresado.

Agregaron los vecinos, unos feligreses de la misma iglesia, que intentaron rescatarlo, pero el muchacho ya había expirado.

Un funcionario del Ministerio de Salud que acudió al lugar del suceso dijo a los familiares que el circuito eléctrico le provocó el paro cardíaco. Además, el cuerpo presentaba severas quemaduras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus