•   Ayapal, Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Hasta el momento no se sabe cuáles eran los problemas personales que tenía Pablo Alguera Montoya, de 77 años, con sus asesinos, pero la verdad es que murió de cuatro disparos de arma de fuego y cuatro machetazos en diferentes partes del cuerpo.

Este hecho sangriento se registró en la comarca Runflin, ubicada en la micro región de Ayapal, municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega, según la denuncia que interpuso en la policía de ese municipio la ciudadana Victoria Olivas Arauz, de 59 años, esposa de la víctima.

Olivas Arauz dijo a la policía que estaba en su casa de habitación viendo que su esposo estaba llegando a la casa, cuando fue interceptado por los sujetos Neftalí Calderón Pineda, Manuel Palma Siles, Manuel Zamora Rivas y Misael Calderón Pineda, con quien Alguera Montoya tenía viejas diferencias personales.

La ahora viuda dijo que los cuatro sujetos comenzaron a discutir con su esposo y acto seguido Manuel Palma sacó una pistola y le disparó dos veces a Alguera Montoya, impactándole en el abdomen.

Luego, Manuel Zamora Rivas sacó otra arma y le pegó dos balazos en el pecho.

No conforme con los cuatro balazos, Neftalí Calderón le dio dos machetazos, uno en la cara y otro en el cuello; y la víctima luego fue rematada por Misael Calderón Pineda, con otros dos machetazos en la pierna izquierda.

Alguera Montoya murió casi de forma instantánea.

Olivas Arauz no precisó cuáles eran las diferencias entre la víctima y el victimario, pero señaló que los cuatro asesinos de su esposo después de verlo muerto, se dieron a la fuga.

La Policía se hizo presente en el lugar del crimen para realizar las investigaciones y tratar de dar con el paradero de los cuatro criminales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus