•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El anterior inquilino de una casa donde al parecer ocurrió un homicidio y los restos de la víctima se descubrieron el jueves, murió hace tres meses en un accidente de tránsito, informó ayer la dueña de la vivienda.

Nelly Nathali Mendoza es la propietaria de la casa donde se encontró el jueves una osamenta y ayer precisó que era su hermano quien vivía allí, pero hace tres meses falleció en un accidente de tránsito.

Mendoza precisó que su hermano habitó en la casa con su pareja aproximadamente hace dos años.

Explicó que tras la muerte de su pariente, la viuda continuó con su vida de manera normal.

La mujer encontrada sin vida en la casa de Mendoza habría muerto hace seis meses o un año, aproximadamente.

A Mendoza las autoridades policiales le pidieron el acta de defunción de su hermano para descartar que éste tenga algo que ver con el hallazgo de la osamenta.

La dueña de la casa, construida totalmente de techo en un terreno que tiene diez varas de frente por 30 de fondo, explicó que ella no habita esa casa desde el año 2015, cuando se fue a vivir a Costa Rica.

“Después que yo me fui a vivir a Costa Rica estuvo mi hermano, pero después él se fue a alquilar a otra casa y hace tres meses murió en un accidente de tránsito”, subrayó Mendoza.

Los forenses continuaron ayer indagando sobre el caso de la osamenta encontrada el jueves. Los restos pertenecen a una mujer, de unos 20 años, quien habría muerto hace seis meses o un año.

La principal sospecha, hasta ahora, es un homicidio.

Un fémur, abundante cabello color negro, una camisolín talla M y un brazalete celeste con amarillo es lo que encontró el personal del Instituto de Medicina Legal (IML) ayer en el segundo día de excavación en una casa donde hace dos día se descubrió la osamenta de una mujer.

Peter Blanco Maycol, quien es odontólogo y actual inquilino de la vivienda donde se encontró la osamenta, pidió a quienes sepan del presunto crimen a que denuncien a los implicados.

“Por algo Dios me puso aquí en esta casa”, expresó Peter Blanco. Agregó que no seguirá rentando el inmueble al cual llegó con su familia hace mes y medio, pero aclaró que lo hace a petición de su familia.

“Me salí al patio porque había mal olor dentro de la casa y estuve tomando café con unos vecinos y dos policías que vinieron a hacer su labor de investigación”, relató Peter Blanco a los periodistas.

Que denuncien

Tanto Peter Blanco como Nelly Nathali Mendoza, propietaria del inmueble, pidieron denunciar a quien tenga una familiar desparecida o que sepa quién mató a la mujer cuya osamenta fue encontrada hace dos días.

“Uno debe denunciar, aunque eso signifique que a uno lo van a investigar”, manifestó Blanco.

Tanto Blanco como Mendoza brindaron declaración en la subdelegación del Distrito Cinco de Policía, ubicada en el Reparto René Schick, en Managua.

La mujer cuyo cadáver fue descubierto, habría muerto hace seis meses o un año. Nayira Valenzuela/ENDPor su parte, Julio Tenorio, pareja de Mendoza, también pidió a quien tenga un familiar desparecido del sexo femenino que se presente ante las autoridades competentes a realizarse un examen de ADN, para ayudar a determinar la identidad de la persona fallecida.

A diferencia del jueves, cuando se produjo el hallazgo de la osamenta y los vecinos estuvieron anuentes a hablar con los periodistas, ayer viernes se mantuvieron cautelosos y evitaron contacto.

Tampoco se vio merodeando la casa donde se produjo el hallazgo a los indigentes o borrachitos del barrio que supuestamente hicieron de la casa de Mendoza su guarida durante el tiempo que el inmueble estuvo deshabitado.

Mientras tanto, los dos oficiales de policía que llegaron  y acompañaron al personal del Instituto de Medicina Legal en la búsqueda de restos óseos, se limitaron a interrogar a la dueña de la casa y a su inquilino.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus