•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un viejo aparato explosivo, calificado como una granada de fragmentación con alto poder de onda expansiva, fue encontrado por dos adolescentes cuando realizaban un recorrido por una zona próxima a un estanque del Robledal, ubicado a unos 25 kilómetros al noreste de Estelí, donde un productor capta agua de lluvia para asegurar la subsistencia de su ganado en la época de verano.

La granada fue avistada por los dos menores de edad y de inmediato evitaron manipularla. Las dos personas comunicaron del susceso a sus respectivos padres, quienes a su vez le informaron a las autoridades de la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua.

Fuerzas especializadas de ambas entidades se movilizaron al lugar e hicieron detonar el artefacto, que tenía bastante nivel de corrosión en la superficie metálica por el paso del tiempo y por el contacto con la humedad. 

Ese lugar en la década de los ochenta del siglo pasado fue escenario de enfrentamientos bélicos debido al conflicto militar que afectó a Nicaragua y por eso los vecinos no descartan que alguien haya dejado enterrado ese u otros objetos bélicos.

Aparentemente, con las corrientes de la lluvia la granada quedó al descubierto.

Consultado sobre el particular, el director ejecutivo voluntario de la Cruz Roja de Estelí, Mario José Vega, destacó la actitud responsable  de los adolescentes y detalló que esa medida deben aplicar adultos o jóvenes cuando encuentren un objeto desconocido.

Añadió que es importante evitar manipularlo, ya que no es la primera vez que personas -inclusive mayores de edad- por curiosos con los objetos desconocidos sufren mutilaciones en sus miembros, y en los peores casos han muerto.

Dijo que esos objetos, como las granadas, son pequeños pero poseen un poder destructivo enorme al hacer explosión.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus