•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Cinco personas, incluida una mujer de Honduras y cuatro nicaragüenses, han sido acusados hoy en Nicaragua por ser los supuestos traficantes de municiones para armas AK 47, de acuerdo con el caso que ha presentado el Ministerio Público.

Sandra Molina, hondureña, Carlos Chamorro, y José Luis Zamora, son tres de las personas procesadas por el tráfico de municiones para AK 47. Además de estos tres arrestados, hay dos prófugos, indicó el Ministerio Público.

Se presume que estas personas forman parte de una organización que trafica municiones de AK 47 entre Nicaragua y Honduras, según el Ministerio Publico nicaragüense.

La Policía Nacional de Nicaragua lleva tres meses investigando a la banda, denominada Plancha, la cual compraba municiones en el sector de ropa usada en el mercado Oriental, en Managua, y luego eran llevados a la frontera con Honduras, a través de Nueva Segovia.

De acuerdo con las investigaciones, Sandra Molina era la mula, es decir la persona que llevaba en su cuerpo las municiones.

Quienes compraban las munciciones de AK 47 eran los dos detenidos y los dos prófugos, de quienes no se conoció su identidad.

La banda tenia contactos con grupos criminales de Honduras.

Según la investigación, el 9 de julio Sandra Molina concertó la compra de 10 cajas de municiones que contenían 700 paquetes, para un total de 7,000 tiros de AK 47.

La transacción iba a realizarse el 25 de julio en Teotecacinte, Jalapa, Nueva Segovia, al norte de Nicaragua y cerca de la frontera con Honduras.

Pero la transacción la evitó la Policía Nacional de Nicaragua al ser detenida la mujer en un retén, cuando se dirigía al punto de entrega.

Las municiones eran trasladas en 5 sacos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus