•   Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La policía de Jinotega investiga el crimen del ciudadano Pedro Pablo López Pastrán, de 38 años, quien fue asesinado en su vivienda ubicada en la Trinchera, municipio de Jinotega.

Según reportan las autoridades policiales, a la hora que lo llegaron a matar, la víctima estaba acostada en su casa, con su familia.

Antonia Arauz Mairena, esposa de la víctima, señaló que ya estaban acostados cuando llegó a su casa José Santos Díaz Reyes, excompañero de vida de su hija.

Díaz Reyes llegó en compañía de Jairo Hernández Ochoa, de 28 años, y ambos comenzaron a tocar la puerta de la casa de López Pastrán.

López Pastrán, al escuchar los golpes en la puerta, salió de la vivienda y en ese momento empezó una discusión que terminó con las tres puñaladas que le dieron al dueño de la casa.

“Cuando los asesinos se marcharon del lugar, yo agarré a mi marido y le di vuelta para ver si estaba vivo, pero ya no respiraba”, aseguró la ahora viuda, Antonia Arauz Mairena, a la Policía Nacional.

La mujer ha quedado al cuido de los tres hijos que procreó con la víctima.

Johana Arauz, de 26 años, hijastra de López Pastrán y excompañera de vida de José Santos Díaz Reyes, señaló que Hernández Ochoa (originario de Matagalpa) es quien sacó a su padrastro de la casa solo para asesinarlo.

Una patrulla de la Policía de Jinotega se hizo presente al lugar y lograron capturar a José Santos Díaz Reyes, quien es acusado de ser cómplice en el crimen.

Mientras, se continúa investigando el paradero del asesino de Pedro Pablo López Pastrán, para que pague por el crimen cometido.

Los familiares de la víctima manifestaron desconocer cuales fueron las causas que motivaron a Hernández Ochoa a terminar con la vida de López Pastrán, pues nunca habían tenido problemas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus