•   Boaco, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El joven de 18 años, Pablo José Valle, originario de la comarca Las Casitas, del municipio de San Lorenzo, Boaco, mató de una puñalada a su padre, Pablo Díaz, de 56 años.

Díaz, según se conoció, acostumbraba amenazar de muerte a su propia familia cada vez que se presentaba a la vivienda.

Por esas amenazas constantes contra su familia, Díaz había cumplido una condena de tres años en el Sistema Penitenciario de Chontales.

El ahora difunto amenazaba a varios de sus familiares, incluidos su hijo y su cónyuge.

Supuestante, tras el maltrato constante Valle tomó la decisión de apuñalar a su propio papá, causándole la muerte de forma instantánea y posteriormente se entregó en la delegación policial, donde está detenido.

Este año, en diferentes puntos de Nicaragua se han registrado otros casos de parricidio.

En Rivas, una mujer fue procesada por matar a su hijo.

En Managua, un joven asesinó a su propio hermano, tras intervenir en una discusión de pareja.

Uno de los casos más sonados ocurrió en Ciudad Sandino, donde un joven mató a su mamá y a su padrastro.

 Isaac Chávez Canales es el joven procesado por ese parricidio.

Y otro de los parricidios que más discusión ha generado en Nicaragua, es el de una mujer que mató a su pareja en Matagalpa.

Ana Julia Amaya Soza es la mujer que fue declarada culpable de parricidio por un jurado de conciencia.

Un juez impuso 15 años de prisión a la mujer.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus