•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Melvin Parrales se cnvirtió ayer en una nueva víctima de la actividad termoeléctrica (rayos) en Chinandega, cuando ayer murió por una de esas descargas.

El fallecido era jornalero. A la hora de la lluvia del viernes, andaba a un kilómetro de su casa buscando pasto para ganado, cuando recibió uno de los rayos que cayeron sobre buena parte de esta cabecera departamental.

Parrales iba  acompañado de Lucio Chávez, quien resultó muy golpeado, pero sobrevivió.

La vivienda de Parrales, en la Colonia Gracsa, ha quedado llena de dolor entre sus familiares.

Parrales deja a un niño en la orfandad.

La alcaldesa de Chinandega, Aura Lila Padilla, fue avisada de la tragedia de esta familia de escasos recursos y envió la caja fúnebre, mientras que los vecinos organizaron la vela.

Los truenos de la tarde del viernes en Chinandega detuvieron algunas labores en oficinas y viviendas, pues existe el temor de resultar víctima de los rayos en seco o mientras llovía fuertemente.

En julio pasado la Red Sismológica de Nicaragua, que reúne a expertos nicaragüenses en diversas ciencias, llamó a la población a "tomar precauciones" ante la caída de rayos.

Hasta julio eran siete las personas que habían muerto en Nicaragua debido a las rayerías.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus