•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Este miércoles la Fiscalía pidió sentenciar a ocho años en prisión y una multa de 500 días de salario mínimo del sector industrial a Mateo Hernández, quien se declaró culpable del delito de tráfico interno de estupefacientes.

El hombre había estado en prisión hace seis años, después de ser procesado por el crimen de Pablo José Urbina Lara, propietario del hotel  Yolaina.

El abogado defensor, Álvaro García, pidió la pena mínima de cinco años de prisión, 100 días multa, solicitándole al juez Henry Morales que tome como atenuante a favor de su representado la declaración espontánea de culpabilidad realizada por el reo.

El acusado admitió su culpabilidad ante el titular del Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital,  y pidió se exima la culpabilidad de Cristel Sosa Picado, quien fue capturada junto a él trasegando cinco paquetes de marihuana.

Mateo Hernández y Cristel Sosa fueron capturados el pasado 23 de octubre comerciando cinco paquetes de marihuana que pesaron 2,700 gramos, según la Policía Nacional.

“Ella (Cristel Sosa) no tiene nada que ver con esto lo que pasó es que ella llegó a ver qué me sucedía y un policía la golpeó exigiéndole que ella tomara uno de los tacos de marihuana”, explicó Mateo Hernández.

Cristel Sosa fue remitida a juicio para el próximo 1 de diciembre.

Por su parte, Mateo Hernández recibirá lectura de sentencia  el 16 de noviembre del año en curso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus