4 de diciembre de 2010 | 22:21:00

| END

El drama de los hombres que han sido violados


Tenía vergüenza por lo ocurrido, lloraba y lloraba al recordar, pero el profesor de 38 años al que llamaremos “Leonardo”, finalmente “rompió el silencio” para decir que fue violado por un amigo en una noche de tragos

Fátima Tórrez González | Sucesos

El drama de  los hombres que han sido violados
Imagen
Alexander Javier Hernández es uno de los pocos hombres que han sido condenados por victimizar a uno de su mismo género. Lo acompaña su abogado. FÉLIX AGUIRRE / END


comentar

Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

Desde la mañana del 13 de marzo del corriente año, “Leonardo” estaba tomando licor con Alexander Javier Hernández, de 28 años, y dos adolescentes más en un bar de Villa Venezuela.

Pasaron “todo el santo día” tomando, hasta que “Leonardo” le pidió a Hernández que lo fuese a dejar, porque ya no aguantaba más licor, sin embargo, su amigo le contestó: “cálmate, yo te voy a ir a dejar a tu casa”.

Entrada la noche, el licor se acabó y los dos adolescentes se fueron a comprar más, momento en el que Hernández aprovechó el estado de ebriedad de su amigo “Leonardo” para llevarlo a un lugar oscuro y montoso, donde un árbol de mango fue “el testigo” del abuso.

Hernández golpeó a su amigo cuantas veces quiso hasta dejarlo inconsciente, después le ató una sábana al cuello, para “jinetearlo” mientras lo penetraba contranatura.

El bochornoso acto fue descubierto por los dos adolescentes, quienes al regresar a la mesa de tragos y no encontrar a sus amigos empezaron a buscarlos. Les llamó la atención que entre la maleza que hay debajo del árbol de mango algo se movía. Al acercarse descubrieron que Hernández estaba ultrajando a “Leonardo” y corrieron a auxiliarlo.

El victimario reaccionó violentamente contra los jóvenes que lo interrumpieron e intentó agredirlos, pero fueron salvados por la gente que vive cerca del lugar, quienes persiguieron a Hernández.

Devastador daño psicológico
Por este delito, --el cual quedó comprobado en juicio con la valoración del médico forense Antonio Rodríguez-- Alexander Javier Hernández fue castigado a 15 años de cárcel, pena máxima para quienes cometen una violación agravada.

La agravante que la jueza Segundo Penal de Juicios de Managua, Adela Cardoza, encontró en la conducta criminal del acusado, fue la relación de confianza que víctima y victimario tenían.

Además “Leonardo” sufrió un daño psicológico “devastador”, por lo que la jueza ordenó que le den tratamiento en el centro Dos Generaciones por un lapso de seis meses como mínimo.

El juicio terminó el 29 de noviembre, pese a que los hechos ocurrieron a inicios de este año. La demora se debió a que “Leonardo” no quería denunciar el caso por vergüenza y porque de sólo recordar lo vivido, lloraba, pero su esposa lo convenció y ella misma dio parte a las autoridades.

“Ante este penoso caso, que me ha causado tanto daño psicológico a mí y a mi familia, he llegado a la conclusión que no puedo seguir. Pido que no se siga (el juicio). He buscado refugio en Dios y no hago nada teniendo preso a esta persona, pido que se retire la denuncia en contra de él”, dijo el afectado en una de las pocas audiencias a las que asistió durante el proceso penal.

En otra ocasión, cuando tuvo que declarar en una audiencia previa al proceso, “Leonardo” se cubrió el rostro con las manos y rompió en llanto.

Después del terrible episodio que vivió, “Leonardo”, quien es docente, “se refugió” en el alcohol por varias semanas, se desanimó y deprimió, tuvo pensamientos suicidas, por lo que toda su familia vivió momentos de tensión.

Existen pocas denuncias
Un artículo publicado en la web titulado “Hombres abusados callan para proteger su hombría”, revela que para ellos es difícil “romper el silencio” para revelar que fueron sexualmente atacados, porque la sociedad los ha condicionado a creer que deben estar siempre en control de sus emociones, de su entorno y del resto de personas.

Como consecuencia, según el artículo, la mayoría de hombres no creen que serán una “víctima”, especialmente en el terreno sexual, pero cuando eso ocurre, provoca un fuerte choque emocional.

No sólo es difícil para los hombres aceptar el ser sexualmente atacado, sino también es común que vivan en silencio, ya que las reacciones de otras personas aumentan la sensación de ser victimizados. Al igual que al sobreviviente le resulta difícil creer lo que le ha ocurrido, también otras personas responden con incredulidad. Si un hombre revela que fue abusado sexualmente, a menudo se le castiga aún más cuando su “hombría” y orientación sexual son cuestionadas. Y es que la gente cree que el victimario es homosexual y la víctima también.

“Uno de los factores, por los cuales los hombres que han sido abusados sexualmente no interponen formal denuncia, es por el machismo. La sociedad los tiene catalogados como el sexo fuerte. Es muy común escuchar decir que los hombres no lloran, mientras que a las mujeres nos catalogan como las más débiles, las más vulnerables”, confirma Yaoska Villalta, psicóloga forense de la Comisaría de la Mujer del Distrito Tres de Policía.

Algunos hombres prefieren callar y los que “se arman de valor” para denunciar el hecho, temen ser señalados por la sociedad.

Según la psicóloga, para los hombres ir a interponer una denuncia implica pasar por un momento de vergüenza “porque en las Comisarías son atendidos por mujeres, las psicólogas son también mujeres y ellos tratan de no ser revictimizados”.

Sólo 8 de cada 100 violadores de hombres son condenados
Es por eso que una denuncia por violación donde la víctima es un hombre, difícilmente llega a juicio. La experta señala que del 100% de denuncias por violencia sexual en perjuicio de hombres, apenas un ocho por ciento de casos hay castigo, como ocurrió con el que abusó a “Leonardo”.

Debido a que los hombres no denuncian cuando son violentados sexualmente, la Comisaría de la Mujer no tiene estadísticas precisas sobre ese rubro, sin embargo, hay datos específicos de que los hombres ya están rompiendo el silencio: en lo que va del año en el Distrito Tres de Policía, se reportó una denuncia por violación en perjuicio de un joven de 17 años que cursaba el cuarto año de Secundaria.

“El muchacho fue emboscado por tres compañeros de clase, uno lo abusó y los otros dos ayudaron a neutralizarlo, pero el joven no se dejó examinar por el médico forense y sin esa prueba difícilmente se puede iniciar una acción penal”, recordó la comisionada mayor Socorro Beltrán, jefa de la Comisaría de la Mujer del Distrito Tres de Policía.

En ese distrito, de enero a octubre del corriente año, 55 varones entre las edades de 18 a 45 años interpusieron denuncia por faltas, lesiones, amenazas y violencia intrafamiliar. Por este delito, muy pocos hombres van a juicio, porque el varón maltratado por su mujer prefiere mediar que ir a un “vergonzoso” proceso.

“En muchos casos de violencia intrafamiliar, los hombres no quieren que la esposa o compañera de vida caiga presa y prefieren arreglarse en el trámite de mediación”, manifestó la sicóloga Villalta.

Estelí es uno de los departamentos de Nicaragua que más reporta denuncias por violencia intrafamiliar, violación, maltrato psicológico y amenazas en perjuicio de hombres. 85 casos son la prueba de que los hombres también lloran.

Comentar este contenido




Compartir

Otras noticias en Sucesos




Lo más popular



Lo más comentado

“Ser gay es el mejor regalo que Dios me ha dado”

elnuevodiario.com.ni |

El consejero ejecutivo de Apple ha salido del armario. A pesar de que la sexualidad de Tim Cook era conocida y...

54 Comentarios

Jueza admite acusación contra atacante de bebé

elnuevodiario.com.ni |

La jueza suplente Local Penal de Rivas, Lidia Marbely Hernández, admitió la acusación que por...

36 Comentarios

Velocidad y alcohol acaban con tres vidas

elnuevodiario.com.ni |

Exceso de velocidad y estado de ebriedad fueron las principales causas de un accidente que dejó tres muertos y...

24 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700