Controle los cólicos y gases después de las comidas

1327025435_Colico22533167.jpg

Después de cada comida, muchas personas sienten incomodidad y molestias a causa de cólicos, gases, distensión y cambios en los hábitos de evacuación. Para controlar este síntoma, propio del síndrome del intestino irritable (IBS), es importante que la alimentación se base en una dieta adecuada.

El síndrome de intestino irritable (IBS) es un trastorno de los intestinos que causa mucha incomodidad. Pese a que suele ser una molestia leve, algunas personas sienten miedo de asistir a eventos sociales, estar en el trabajo o salir de viaje. Esto debido al temor de las reacciones, que pueden ser cólicos abdominales, gases, diarreas (deposiciones frecuentes muchas veces acompañadas urgencia de evacuar en un periodo de 30 a 60 minutos después de haber comido) y estreñimiento. A veces también puede ser una combinación: cólicos y necesidad urgente de evacuar pero sin poder hacerlo.

Las flatulencias y eructos también provocan agobio en las personas. Cada vez que se ingieren alimentos se inhala aire que posteriormente llega al estómago.

Este gas pasa al intestino delgado y grueso y finalmente al recto. Sin embargo, en ocasiones el gas se acumula en el tracto digestivo y provoca distensión e incomodidad. Otras veces el gas se eructa en vez de que este llegue al estómago. Lo anterior ocurre por diferentes motivos, entre los que se puede mencionar el comer rápidamente, la ingesta de bebidas mineralizadas o gaseosas, masticar chicle, fumar, digestión incompleta de alimentos, entre otros. La fermentación de los alimentos en el colon es otro de los factores que contribuyen a la formación de gas intestinal2.

Otro malestar lo constituyen los eructos repetitivos, los cuales pueden ir acompañados de material estomacal hacia el esófago. Estos pueden deberse a gastritis aguda o crónica. La gastritis puede estar acompañada de infección por la bacteria Helicobacter pylori, lo que puede provocar distensión. Este tipo de infección debe ser diagnosticada por un médico, quien generalmente la trata con antibióticos.

Todos los síntomas mencionados anteriormente pueden ser controlados y disminuidos a través de una dieta adecuada y también con medicamentos recetados por un médico. A continuación se presentan consejos para controlar y disminuir los gases, el estreñimiento, los cólicos y la diarrea:

Gases: Algunos alimentos pueden producir gas en el tracto intestinal inferior debido a que no son completamente digeridos en el intestino delgado porque poseen carbohidratos que dificultan la absorción. Algunos de los alimentos que contribuyen a la producción de gases intestinales son: el consumo de coliflor, frijoles deshidratados, col de bruselas, brócoli y col. Asimismo, las bebidas gaseosas y los alimentos con alto contenido de fructosa. Caminar, correr, gimnasia y otros ejercicios ayudan a estimular el paso de gas a través del tracto digestivo.

Estreñimiento: El consumo de fibra dietética insoluble contribuye a desplazar el bolo hacia los intestinos, ayudando a la evacuación y disminuyendo los síntomas de IBS. Al principio, las dietas altas en fibra pueden provocar distensión, sin embargo, al transcurrir una o dos semanas algunas personas logran adaptarse. Buenas fuentes de fibra son: el pan de grano entero, los cereales y los frijoles. La fibra también ayuda a conservar agua en la materia fecal, con lo cual facilita una evacuación suave y sin dolor.

Cólicos y diarrea: Estos síntomas se pueden disminuir en personas con Síndrome de Intestino Irritable al ingerir menores cantidades de alimentos más frecuentemente o simplemente disminuyendo la cantidad de alimentos por porción, sobre todo si los alimentos son bajos en grasas y altos en carbohidrato (pasta, pan de grano entero, arroz, frutas, verduras y cereales).

Es importante resaltar que si los síntomas anteriores persisten, se debe consultar al médico para descartar que se trate de una anormalidad en el tracto digestivo.

Para tratar diferentes afecciones existen medicamentos de prescripción médica como Alevian Duo (Indicado para el Síndrome de Intestino Irritable caracterizado por dolor o malestar abdominal, también llamado colon irritable o colitis nerviosa),  Pantecta (Indicado para úlcera duodenal, úlcera gástrica) y Tecta (Indicado para enfermedad no erosiva por reflujo gastroesofágico con síntomas como pirosis, dolor al deglutir asociado a regurgitación y Enfermedad por Reflujo Gastro Esofágico) y Espasmo Canulase (Indicado para Colon irritable acompañado por hinchazón, sensación de llenura o síntoma de cólico).

Comentar este contenido



imprimir comentar
Compartir:
  • Google Bookmarks
  • Menéame
  • Fresqui
  • Del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace

Salud y Sexualidad 738

2014-03-21

Otras articulos en esta edición


Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700