Sexo en la barrera de los sesenta años

Por Alejandra Narváez | alejanarva@hotmail.com

1297392602_42-19725648.jpg

En el programa de Televisión Salud Misión y Visión hablaremos del sexo en la tercera edad, porque siempre asociamos esta etapa de la vida a las arrugas, a las enfermedades, el olvido y hasta con un asilo de ancianos. Nadie se imagina a sus abuelos con sus manos entrelazadas, dándose muestras de afecto o viviendo una sexualidad como en la juventud.


Pero, “nadie está libre de la sexualidad”, explicó Martha Trujillo, Psicóloga Geriatra.


En principio el sentimiento de amor o afecto por otra persona no tiene edad específica. Evidentemente nuestros abuelos pueden y deben enamorarse como cualquier persona a cualquier edad.


Sin embargo, la especialista afirmó: “Pasa que normalmente hay una construcción social en torno a cómo expresar estos sentimientos, nos enseñan que las mujeres y los hombres funcionan como pareja simplemente para reproducirse como especie, y una vez que llegamos a cierta edad damos por sentada que se acaba toda la vida sexual.


En las mujeres desaparece la menstruación y en el hombre baja el libido”. Esos cambios están asociados a una función biológica “pero psicológicamente nosotros estamos en condiciones de expresarnos afecto y amor toda la vida” según la especialista en adultos mayores.


“Mientras el hombre tenga erección, puede embarazar a una mujer. En cambio, en la mujer la etapa reproductiva se termina con la menopausia, pero sigue produciendo hormonas y ella después de la menopausia tiene más deseo sexual, mejores orgasmos, esa hormona es la que aumenta la libido, el deseo sexual”, explicó Trujillo.


Hay equivocaciones que la vida sexual, respecto a que debe ser coito y penetración, la vida sexual afectiva “transciende la actividad meramente sexual, está asociada a contar con alguien, hacer actividades en común, caricias, ternuras, etc.”, explicó la psicóloga.


La especialista afirmó que con la edad tiende a bajar el deseo, “pero eso no quiere decir de que no se pueda mantener una relación sexual”. Además, señala que la sociedad ha estigmatizado a los adultos mayores como “seres asexuados”. Sin embargo, lamenta que se tengan prejuicios contra los adultos mayores. “La gente cree que la mujer menopáusica ya no tiene deseo, ya no es apropiada para tener relaciones”, indicó.


Cuestión de placer
Martha Trujillo recalcó que “cuando hay amor se puede tener placer con caricias, besos, abrazándose y no sólo teniendo sexo”.


Con ella coinciden Carlos y Anacleto, de la Casa Club del Adulto Mayor ubicada en Ciudad Jardín, --son hombres “sesentones “ que están casados y afirman que en el plano masculino existe más dificultad para una erección sostenida, y en el femenino hay menos lubricación--, pero cuando hay amor el contacto corporal y emotivo y las relaciones sexuales son satisfactorias.


La gerontóloga Martha Trujillo añadió que los adultos mayores necesitan aceptación dentro de su entorno familiar, porque las expresiones denigrantes derivan de creer que la sexualidad es un pecado.


El sexo o el amor está muy presente en la tercera edad, no pasa inadvertido en esta parte de la vida. Sin embargo, no es fácil romper con los prejuicios que les inculcaron, tampoco es simple desoír los estigmas de ‘vieja loca’ o ‘viejo verde’ que, a veces, como un rótulo impone la sociedad y que a criterio de la psicóloga Tania López, encargada de la Casa Club del Adulto Mayor, es una forma de violencia y maltrato para los adultos mayores.


En nuestros adultos mayores, explicó la psicóloga López, “hablar de sexualidad es un mito, un tabú porque vienen de una generación en la que las relaciones sexuales no era un tema de mucha apertura”.
Cambios fisiológicos y sexo en la tercera edad

 

En el hombre:
* Se tarda más tiempo en obtener una erección y el orgasmo es de menor duración.
* Las erecciones involuntarias nocturnas disminuyen.
* El tiempo entre una erección y la próxima es mayor, incluso días, con lo que el sexo en la tercera edad se produce con menos frecuencia.
* La eyaculación también se retrasa.
* Se produce menos líquido preeyaculatorio (lubricante natural del pene).
* La eyaculación en los hombres de la tercera edad tiene menor intensidad.

 

En la mujer:
* La vagina pierde elasticidad y se acorta.
* La capacidad de lubricación de la vagina disminuye, pudiendo producir coitos dolorosos.
* Las mujeres multiorgásmicas pueden seguir siéndolo, pero éstos serán menos intensos y con menos contracciones.
* Los ovarios se atrofian y disminuye la producción de andrógenos que están vinculados al interés sexual. Lo cual no significa que se pierda todo el interés por el sexo en la tercera edad.

TOME NOTA:
Aunque para muchos resultaría ilógico que una pareja de la tercera edad continúe teniendo sexo, por los prejuicios hacia los adultos mayores, existen testimonios de personas que disfrutan de su vida sexual pese a cruzar la barrera de los 60 años.


Conozca estas historias y los consejos de la especialista en nuestro programa de TV SALUD MISION Y VISION este sábado a las 2 p.m. a través de Canal 8.

 

Comentar este contenido



imprimir comentar
Compartir:
  • Google Bookmarks
  • Menéame
  • Fresqui
  • Del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace

Salud y Sexualidad 738

2014-03-21

Otras articulos en esta edición


Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700