¡Cuidado! Las piedras en la vesícula deben operarse

Por Alejandra Narváez

1343956379_vesicula.jpg

Hace unas semanas acudí a la Sala de Emergencia en un hospital de la capital, por tres días consecutivos; de acuerdo con los síntomas los médicos diagnosticaron gastritis, había mucho dolor en la parte superior del abdomen, después de inyectarme vía intravenosa Ranitidina, Omeprazol, entre otros tratamientos contra el dolor, pero este se hacía más agudo, hasta que gracias a un ultrasonido por fin pudieron visualizar una pequeña piedra en la vesícula. Sorpresa para mí, soy una mujer de 29 años, con peso normal pero con una dieta rica en grasas, y ahí está la principal causa por la que se producen los cálculos.

La vesícula está justo en el cuadrante superior derecho del abdomen y según señala el cirujano Dudley Padilla, el síntoma principal es el dolor, aunque existe un gran grupo de pacientes que no presentan síntomas. Probablemente después de comer siente el estómago inflado, cólicos, náuseas, vómito y un intenso dolor justo al lado derecho del abdomen. Es un hecho que estamos hablando de presencia de piedras en la vesícula y aunque no es una enfermedad mortal puede haber ciertas complicaciones que sí pueden darle muerte de no tratarse a tiempo esa sencilla piedrita.

Los factores de riesgo son numerosos, por ejemplo la edad; es poco común en personas jóvenes, pero aumenta a partir de los 40 años. Es tres veces más común en mujeres, probablemente como resultado de la acción del estrógeno sobre la bilis, las personas obesas tienden a tener cálculos biliares al llevar una vida sedentaria, entre otros factores.

La colelitiasis como técnicamente se conoce, se produce en un 80% por alteraciones del metabolismo o presencia exagerada de la bilis. Para entenderlo, entre otras funciones el hígado produce y libera una sustancia conocida como bilis --indispensable para digerir bien los alimentos-- y la vesícula se encarga de concentrarla en un depósito. “Los cálculos en la vesícula pueden acarrear muchas complicaciones, y la más grave es la inflamación aguda del páncreas y hasta obstrucción intestinal. Así que si usted ya está diagnosticado con piedra en la vesícula, aconseja el doctor Padilla Lacayo: “Necesariamente hay que sacarla”.

Y por estética y salud ya no hay que tener miedo a la cirugía, las nuevas técnicas por laparoscopia que se realiza por incisiones mínimas, apenas dañan la musculatura abdominal. Esto significa una recuperación más rápida, con menos dolor y, por tanto, menos complicaciones de las heridas. Al menos en el Hospital Bautista, indica el doctor Dudley, al mes se realizan unas 40 cirugías programadas por cálculos en la vesícula, pero en la emergencia los casos son cuantiosos.

Es una enfermedad que predomina en mujeres, cada vez más afecta a gente joven. El cirujano destacó “la importancia de la prevención más que el tratamiento, que está claramente vinculada con una alimentación sana y también con hábitos de vida saludables”.

Tomenota:

Los síntomas más habituales que causan los cálculos en la vesícula son cólicos que producen dolor en la zona superior del abdomen, que suelen manifestarse después de comer alimentos ricos en grasas. No existe forma de evitar su desarrollo, pero sí hay algunos factores que predisponen su aparición y que pueden ser modificables. Por ejemplo, la obesidad y la diabetes están relacionados con los cálculos en la vesícula biliar, si somos capaces de controlarlos disminuiremos las posibilidades de que aparezcan. Para mayor información sobre los tratamientos, puede llamar al Dr. Dudley Padilla Lacayo, al 8852 2123.

Comentar este contenido



imprimir comentar
Compartir:
  • Google Bookmarks
  • Menéame
  • Fresqui
  • Del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace

Salud y Sexualidad 738

2014-03-21

Otras articulos en esta edición


Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700