•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con mucha alegría he recibido la nueva publicación "Un bardo desconocido canta" (Managua, Academia Nicaragüense de la Lengua, 2015; 525 p.), en la cual se reúnen 170 poemas en inglés de Salomón de la Selva (1893-1959). En principio, esta obra refuta a José Coronel Urtecho, quien afirmó en 1969 que Salomón de la Selva “dejó de escribir poesía en inglés” desde 1918, debido a su “profundo resentimiento por la intervención norteamericana en Nicaragua”. Pero, como lo demuestra Un bardo desconocido canta, hasta unos meses antes de fallecer De la Selva no dejó de escribir poemas en dicha lengua. Otra cosa es que no los haya recogido en libro.

El material se organiza  en tres secciones: la primera escrita entre 1915-1918 (74 poemas); la segunda entre 1918-1922 (39 poemas); y la tercera entre 1923-1958 (59 poemas). Interesantes resultan los poemarios posibles: la unidad temática en torno a Jeanne Foster; los dos poemas humorísticos que, junto a los Silly Poems, podrían formar otra unidad; los poemas de guerra; y las recreaciones del latín: Horacio y Tibullus. La obra ratifica que la condición equilingüe del autor coincide con la complejidad de su relación con los Estados Unidos.

De la Selva no solo fue equipoético, es decir, autor simultáneo de poemas en español e inglés; además, dominó los idiomas griego, latín, italiano, portugués y francés. Luis Bolaños Salvatierra compila, anota, prologa y traduce, junto a Guillermo Fernández Ampié y Moisés Elías Fuentes. Anteriormente, Bolaños Salvatierra había elaborado una bibliografía, Annotated bibliography of Salomón de la Selva’s Collected Poems, dirigida por Richard Shwartz y presentada por Bolaños Salvatierra como requisito parcial para obtener el grado de Maestría en Inglés, en la Universidad Internacional de la Florida. Esta compilación es valiosa como legado literario, ya que rescata casi toda la producción poética dispersa de Salomón de la Selva. Sin embargo, una valoración de las traducciones en español amerita otra reseña.

Tropical Town and Other Poems: recepción y triple pertenencia

A De la Selva no se le prologa como merece. La introducción está plagada de nimiedades que a menudo omiten lo importante. Basta mencionar que sobre la recepción de Tropical Town solo se alude a un comentario de Thomas Walsh, en donde este llega a indicar que “si De la Selva quería convertirse en un poeta exitoso en Norteamérica, él tendría que erradicar de sí mismo su otra mitad rebelde.” No es posible registrar la recepción crítica norteamericana de Tropical Town únicamente con este comentario aislado. Antes se debería señalar que en Estados Unidos aparecieron seis reseñas valorativas del libro, sustentadas en su trilogía temática: Nicaragua, Nueva Inglaterra y la Primera Guerra Mundial. Las reseñas pueden consultarse en Reviews of Reviews de 1918. Mayoritariamente, la crítica subrayó la intención del autor hacia un entendimiento continental a través de la poesía; en otras palabras: fue apreciado por su panamericanismo, movimiento promovido por De la Selva mediante escritos desde 1909. En Estados Unidos existe un día feriado para conmemorar la fundación de la Unión Panamericana (1890). Es el 14 de abril, durante el cual son celebradas las culturas de las Américas y la unión interamericana. A partir de la intervención norteamericana en Nicaragua, la celebración fue cuestionada por De la Selva y Muna Lee, entre otros.

Por otra parte, es a la luz de la camaradería, el humor y la amistad que debe de interpretarse a Walsh con respecto a De la Selva. Los comentarios no necesariamente conllevan una implicación racial o peyorativa, ya que apuntan a una doble voz. Walsh no ignoraba el panamericanismo. Él mismo había colaborado con el movimiento: pertenecía al círculo de poetas reunidos por De la Selva en Nueva York; tradujo al inglés junto a De la Selva Eleven Poems of Rubén Darío  (New York, Hispanic Society of America, 1916); y presenció su controversial lectura del poema “El corazón del soñador conoce su propia amargura”, en la recepción panamericana del National Arts Club de Nueva York, que provocó el famoso desencuentro con Roosevelt. No puedo dejar de mencionar que en 1918 De la Selva editó la sección Poetry en Pan American Magazine. Con esta revista, se convierte en pionero del comparatismo, creando antologías bilingües que combinaron autores hispanos y anglosajones, bajo la premisa de igualdad y entendimiento cultural continental. Con ello se adelanta a Marious-Francaois Guyard, quien en Literatura Comparada (1951) concluyó que el comparatismo puede ayudar a que dos países ejecuten una especie de psicoanálisis nacional: conociendo mejor la fuente de sus prejuicios mutuos, cada cual se conocerá mejor.

Es pertinente señalar que Tropical Town… [Ciudad tropical en español] ofrece muchas posibilidades, ya que pertenece: 1) a la literatura nicaragüense, porque en el texto se traduce el imaginario cultural de este país al verso formal inglés (lengua-identidad); 2) a los Estados Unidos, como parte del testimonio poético angloamericano sobre el movimiento panamericano en Nueva York (lengua-refugio); y 3) a la herencia hispana en Norteamérica, ya que constituye el texto fundacional de lo que posteriormente se conocerá como Latino Writers (lengua-medida-propia). Se trata, en fin, de una dualidad lengua-imaginario que ocupa otro lugar por carencia de lugar propio. Es decir, consiste en evocación, traducción y transculturación. Y es en este sentido que el texto pertenece al lugar de donde procede, al lugar de arribo y al lugar nuevo que conforma.

¿Fue encontrado A Soldier Sings?

El título "Un bardo desconocido canta", combinación de los títulos de los poemas de guerra de Salomón, refleja claramente la obsesión investigativa de Bolaños Salvatierra: encontrar el libro perdido A Soldier Sings. Así indica en su prólogo que “existe la posibilidad de que un pequeño número de estos sonetos haya sido parte del texto perdido de De la Selva”. Antes de especular, hay que descubrir algunos secretos que, conociéndolos y dando noticia de ellos en su trabajo de tesis, extrañamente Bolaños Salvatierra no devela en su compilación:

“En una carta personal a su amigo Edwin Markham De la Selva confiesa haber escrito sonetos, muy tolerables en inglés, sobre la vida en el ejército, excelente material para ‘poesía real’ tal y como fueron escritos. Sin embargo, se mostraba temeroso de ofender el gusto civil habiendo escrito sobre ‘pedos, axilas y pies hediondos’. Preocupado por la recepción crítica a esta poética no tradicional, ofreció enviar copias a Markham bajo la promesa de no considerarla ‘publicable’”. (Horrman Library, Edwin Markham Archieve, Cartas 1910- 1920,  New York City).

En otra de sus cartas, De la Selva manifiesta a Jeanne Foster haber escrito algunos sonetos, prometiéndole que: “los tendrás tan pronto reciba copia de John Lane” (Jeanne R. Foster and William Murphy Papers, caja 10, carta personal datada el 10 de septiembre de 1918, New York Public Library). La carta indica que De la Selva recibió un pago de cien chelines por el trabajo entregado al editor. Un hecho que nos aleja aún más de la posibilidad de una doble publicación en Ainslee’s. De estas declaraciones se infiere que los poemas de "A Soldier Sings" fueron una versión en inglés, quizás parcial, de "El Soldado desconocido", construidos en sonetos para el lector anglosajón. Sin embargo, aun a pesar de su forma, no perdieron su feísmo y muy probablemente tampoco su neopopularismo. De la Selva, en su calidad de extranjero, creyó que era temerario transgredir al mostrar sus poemas tal y como habían sido escritos en la trinchera. No debe olvidarse que recién había editado su primer libro en inglés, el cual lo validaba como poeta en el ámbito anglosajón, demostrando su dominio de la tradición y el idioma. Haber interrumpido esta de golpe en 1918 hubiera sido contraproducente. Muy distinta sería la realidad de México en 1922. Su cultura hispana, idioma, tradición y la reforma cultural de Vasconcelos le permitieron esa libertad sin ningún riesgo.

Lo único certero que revelan es que los temas del dug-out, o la trinchera, estaban presentes en "A Soldier Sings". Y en los poemas de Ainslee’s señalados, la experiencia de la trinchera está ausente. Por otro lado, el único ejemplo que Bolaños Salvatierra ofrece es la comparación entre dos poemas que no aporta ninguna conclusión contundente: “En defensa de Elena” (El soldado desconocido) y “Epigrama” (publicado en Aisnlee’s). Consciente de la debilidad de su argumento, Bolaños Salvatierra declara: “aunque estos poemas no pertenezcan al libro perdido, son un puente que no existía”. En efecto, constituyen un puente, mas no uno que transita entre Tropical Town y El soldado desconocido. Es decir, estos poemas no llegan a conformar A Soldier Sings, resultando una extensión de Tropical Town.
La alemana de la
Kultur
Sugerir que los poemas llegaron desde el frente de batalla a la revista Ainslee’s en tan corto tiempo refleja una gran imaginación, ya que estos fueron publicados entre septiembre de 1918 y marzo de 1919. Una posibilidad viable es que los poemas en Ainslee’s fueron entregados antes que De la Selva partiera a la trinchera. Efectivamente, existe una coincidencia temática entre los poemas de Aisnlee’s y El soldado desconocido. De la Selva acostumbró a reiterar en sus temas. En algunos poemas es nada más un eco, en otros una pequeña evocación. Esta coincidencia es muy útil para establecer una comparación entre el tema trabajado antes y después de su experiencia bélica. El mejor ejemplo está en el tratamiento de Alemania en el poema “Acerca de Alemania”, contrastado con el poema “Prisioneros” de El Soldado desconocido. En el primero es evidente el entusiasmo inicial de la guerra ante “los campos torturados de Bélgica, Rusia y Francia […] si antes el mundo hubiese mutilado a Alemania, / lo hubiera condenado, pero ahora la odio”.

En el campo de batalla se vive otra realidad: es el cansancio de un conflicto largo e inútil. En la trinchera el concepto de enemigo hacia el final de la guerra no permanece estático. En “Prisioneros” el tema de la barbarie alemana se confronta con el de humanidad: “son gente como nosotros”. En la trinchera se reconoce a la otra Alemania, la nación del Dichter und Denker,  de poetas y filósofos: “alguno de ellos debe de haber leído / a Goethe; o será de la familia de Beethoven / o de Kant: o sabrá tocar el violoncelo…” Era la Alemania de la Kultur, anterior al militarismo prusiano, la que se había opuesto a Napoleón.

Latino Writer pionero

Por lo demás, tanto los poemas Tropical Town… como los reunidos por Bolaños Salvatierra, confirman a De la Selva como el Latino Writer pionero en los Estados Unidos. Algunos cubanos otorgan esa prioridad a José Martí. Pero, no se trata solamente de haber escrito en inglés, sino de lograr una construcción estético-cultural híbrida, procedente de la inmigración o en la diáspora. En sus escritos en inglés, Martí no alcanzó una creación sólida, capaz de borrar fronteras entre lenguas, gentes y culturas. Su voz permanece hispana. Es la formación literaria anglosajona de Salomón de la Selva la que desarrolla una doble voz, escribiendo desde adentro, con una complejidad producto de la traducción del imaginario cultural hispano a las formas estéticas propias de la tradición inglesa. De la Selva, en resumen, es el primer poeta hispano del siglo XX en lengua inglesa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus