•  |
  •  |
  • Edición Impresa

I

De repente, en cualquier instante,

siento tu respiración bajo mi piel,

que recorre delicadamente mi cuerpo

 y se posa donde más me gusta:

“mis ojos” .

II

¿crees que en tanto tiempo, pueda ocurrir esto?

¡Inaudito!, es más fuerte que mi sino,

pareciera que ligado a mi cerebro,

voy arrastrando ese recuerdo 

por todo mi camino.

III

Es un chote que resiste marchitarse,

seguro que sus pétalos lo protegen

y lucha como la mariquita en invierno,

hasta donde la naturaleza le permite.

 ¡Pero huele candorosamente!  

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus