•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La piel es el mayor órgano del cuerpo que mide entre 1.5 y 2 metros cuadrados; teniendo como función principal la de protegernos frente a las agresiones externas y los microorganismos patógenos, como: la termorregulación, la impermeabilización, la absorción de radiaciones ultravioletas y la producción de vitamina D, razones suficientes por las cuales se recomienda el mantenimiento de una piel sana, según detalla Luz Cantillo Olivares, doctora del Instituto de Dermatología.

Por su parte, la nutricionista María Isabel Quiñónez comparte que la dieta tiene un papel importante en muchos trastornos de la piel, debido a que ciertos déficits nutricionales o excesos se asocian a patologías concretas. De ahí que, “para tener una piel sana, el secreto está en mantener una dieta variada y equilibrada”, según indica la especialista.

Vitaminas B12, C y D

Asimismo, expresa que el déficit de vitamina B12 puede provocar hiperpigmentación en la piel, unas manchas oscuras que salen sobre todo en la cara, espalda y manos. Los huevos, la carne de ternera y aves, los lácteos o los mariscos podrían ayudarle a evitar este tipo de patología, dado que contienen esta vitamina.

De igual forma, el déficit de vitamina C da lugar a defectos en la formación del colágeno y aumenta la vulnerabilidad de la piel, provocando envejecimiento cutáneo, para ello las frutas frescas, en especial los cítricos y las verduras son el balance ideal que necesita nuestra piel. Así, la dermatóloga Luz Cantillo Olivares agrega también que la vitamina E es un antioxidante que protege y ayuda a mejorar el tejido celular, ayudando a contrarrestar con eficacia el envejecimiento y soluciones se encuentran en aceites vegetales y en el germen de los cereales integrales.

Déficit de ácidos grasos esenciales

“Nuestro organismo no puede sintetizar por sí mismo estos ácidos grasos, omega 3 y omega 6, por ello debemos incorporarlos a través de la dieta”, afirma la nutricionista. La falta de omega 3 puede provocar piel seca, manos envejecidas, talones estriados, manchas, eccemas, pelo seco inmanejable, uñas blandas o problemas de cicatrización. No obstante, también el exceso de omega 6, que es algo habitual en estos días, puede provocar un envejecimiento prematuro, dañar la estructura del ADN, entre otros efectos nocivos.

El omega 6 se encuentra en carnes rojas, huevos, pollo, productos lácteos, aceites de soja, de oliva, de maíz, de girasol, cacahuetes, semillas de algodón y fibra de arroz. El omega 3 en salmón, sardinas, salvia, semillas de lino o de cáñamo, refiere la dermatóloga.

3 alimentos que aportan la vitamina B son: los cereales, huevos y pescados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus