Paula Andrea Arce de Chamorro
  •  |
  •  |

Con motivo del día del padre quiero compartir con ustedes un tema diferente. Cuando veo parejas en mi consulta, identifico una sintonía diferente entre sus miembros y solo recuerdo aquel libro que hace referencia a que hombres y mujeres somos de planetas diferentes.
Por esta razón nosotras: amigas, novias, esposas y compañeras debemos tener ciertos aspectos en cuenta para estimular y no boicotear los intentos de nuestros compañeros de querer tener una vida más saludable.
Evita cometer estos errores:

TE CREES MAMÁ Y NO ESPOSA O COMPAÑERA
Recordemos que como pareja cada uno tiene un rol diferente a todos los niveles, las mujeres tenemos tendencia a ser cantaletosas, regañonas, hostigosas e intensas. Adoptar un estilo de vida saludable es cuestión de decisión y tu pareja hará cambios cuando esté listo y no cuando tú deseas. Si asumes una postura de “mamá” las cosas no van a resultar y más bien lo que  generarás es  un campo de batalla.

HABLAS DE DIETA
La palabra “dieta” en el sexo masculino provoca malestar. Ya se imaginan muertos de hambre ¡comiendo chayote cocido con pollo y además horrible! Elimina la palabra de tu vocabulario y más bien preocúpate por fortalecer el consumo de alimentos integrales, cereales altos en fibra, cocinar con menos grasa, preferir asados y horneados más que frituras, disminuir el azúcar de los frescos , incluir frutas como postre y así poco a poco sin eliminar volumen de comida vigilas la calidad de la misma y esto tendrá gran impacto. Habla de la importancia de ser ejemplo para los chicos y de alimentarse bien para tener salud.

IMPONES EN VEZ DE NEGOCIAR
Imponer lo que tu pareja debe comer o hacer no es buena estrategia. Comienza por oír que expectativas tiene, que desea hacer y comer, ofrece nuevas recetas, visiten restaurantes diferentes, busquen opciones nuevas y desconocidas. Hazlo sentir que lo estás mimando y poco a poco descubre con él nuevas alternativas.

OCULTAS TU TEMOR
Asume que la posición de “vigilar y perseguir” a tu pareja para que se cuide y coma bien, es parte del temor que tienes de perderlo, de que enferme y de quedarte sola. ¡Se sincera! Dile cuánto lo quieres y lo importante que es para ti el contar con él por mucho tiempo. Este tipo de conversaciones hacen que el estilo de vida saludable pueda ser incluso un momento de compartir en pareja.

LE PROHIBES LAS CERVECITAS Y LAS REUNIONES CON LOS AMIGOS
Para el “cromosoma Y” los traguitos son un punto que a veces no se puede tocar. Debes reconocer que el licor puede consumirse de forma moderada sin tener impacto en la salud. Promover este principio es válido. Recuerda que lo que se prohíbe llama más la atención.
Comparte con tu pareja una vida más saludable si él lo desea. Entiende que no todos están preparados para asumir el cambio y por tanto, debes respetar su opción y decisión.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus