•  |
  •  |

Es común que a la mayoría de las mujeres les guste lucir su cuerpo, sin embargo son pocas las que están ciento por ciento satisfechas con su imagen corporal. Por esta razón, la nutricionista Meyling Briones refiere que la alimentación es la clave principal para poder mantener el tono muscular de los glúteos a fin de darles el aspecto de firmeza, por lo que la especialista sugiere que se puede mantener la forma de los músculos con una dieta saludable.

De esta forma, en el caso de los alimentos que ayudan a fortalecer los glúteos, la nutricionista comparte que los productos con alto contenido en proteínas son indispensables para mantener a tono los músculos y, que para ello, debes tomar en cuenta que la mayor parte de esta zona del cuerpo está formada precisamente por músculos, siendo por tal razón importante el consumo de proteínas. 4 legumbres para aumentar tus glúteos son: garbanzos, lentejas, soyas y alubias.

Dieta proteínica
A la hora de plantearte qué comer para lucir unos glúteos tensos, la también nutricionista Arlen Mercedes Reyes dice que la elección es sencilla, pues solo tienes que seguir las pautas de alimentación diaria equilibrada, la cual debe contener, aproximadamente, entre un 15 y 20 por 100 de proteínas, 30 a 35 por 100 de grasas y 50 a 55 por 100 de hidratos de carbono.

A su vez, la dieta proteínica debe incluir, todos los días, una ración de proteínas en el almuerzo y otra en la cena; considerando que hay que tomar en cuenta que se trata de una dieta bastante hipocalórica que aporta unas 1,500 calorías diarias. Por tanto, la dieta que recomiendan las nutriólogas no debe repetirse más de dos semanas seguidas, aunque es una buena idea hacerla una vez al mes o cada dos meses.

Alimentos indicados
Si en las dos o tres horas siguientes a una comida vas a hacer ejercicio, debes tomar algún alimento rico en carbohidratos de asimilación lenta como: pastas, arroz o papas. También, es aconsejable elegir siempre carnes magras (con poca gordura), de manera que al prepararla quites por completo, por ejemplo, la piel del pollo o la gordura de otras carnes, así como también los bordes grasos del jamón.

En materia de pescado, las especialistas recomiendan que es preferible escoger aquellos que están en plena temporada y mejor los de aspecto o tez azul. Por su lado, las frutas incluidas en la dieta son las menos calóricas y puedes complementar eligiendo algunas más energéticas, como: los plátanos o las uvas, pero siempre sin abusar.

No obstante, si en algún momento sientes hambre, puedes aumentar las raciones de verduras agregando sus complementos de sabor y gusto, eso sí,  teniendo el debido cuidado en sobrepasarte con los aliños: el aceite, las salsas y los aderezos. Y por último, no olvides de complementar tu dieta con una rutina de ejercicios localizados, para que de esta forma notes resultados más rápidos y duraderos.

1 tip para cuidar tu figura es quitando la piel o elementos grasos de las carnes.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus