•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La ansiedad y el estrés están a la orden del día y es algo que sufren muchas personas, sin embargo poca gente conoce que para evitar este decaimiento es precisamente la alimentación la que juega un papel muy importante. Es por ello, que la psicóloga Ledia Gutiérrez refiere que para comenzar a sanar la tensión no es bueno levantarse por la mañana triste y sin ganas de nada, sino que por el contrario se debe tomar una actitud positiva y pensar en que todo saldrá bien.

Alimentos
A su vez, la nutricionista María Isabel Quiñónez invita a tomar nota y a no perder detalles de una serie de alimentos que te ayudarán a subir el ánimo y a llenarte de energía para disfrutar del día a día junto con tu familia y seres queridos. De esta manera, comparte que las féculas y los azúcares obtenidos de las pastas y panes integrales, frutas y verduras, y también de los cereales, estimulan la liberación de insulina que elimina los aminoácidos en la sangre, excepto el triptófano, que cuando consigue llegar al cerebro se convierte en serotonina, cuya maravillosa sustancia actúa como neurotransmisor que reduce el apetito, alivia el dolor, genera calma y que en grandes cantidades, induce al sueño.

Algunas veces el mal estado de ánimo se debe a la falta de nutrientes.

De igual forma, las proteínas presentes en pescados, carnes magras, aves sin piel, huevos, legumbres y queso fresco son alimentos que facilitan la digestión, ese largo proceso químico en el que las proteínas se descomponen en aminoácidos esenciales y que incrementan la producción de los neurotransmisores que activan la energía y la alerta, entre ellos la dopamina, la norepinefrina y la epinefrina, según explica la nutricionista.

Consejos
La nutricionista explica que comer chocolate negro todos los días durante unas dos semanas ayuda a reducir las hormonas del estrés, debido a los antioxidantes propios del chocolate. También, ingesta de carbohidratos promueve la producción de serotonina, una sustancia química del cerebro que ayuda a sentirse bien. Por su parte, las frutas y verduras son ricas en antioxidantes y ayudan a reducir el riesgo de sufrir de depresión, además que son una excelente fuente de vitamina B que afecta positivamente en el estado de ánimo.

A su vez, el pescado azul es rico es ácidos grasos del tipo omega 3, cuya grasa altera sustancias químicas del cerebro vinculadas con el estado de ánimo, en especial la dopamina y la serotonina. Y por último, no olvides tomar té, dado que esta bebida te ayudará a subir tu decaído estado de ánimo. De esta manera ten presente que si incluyes algunos de estos alimentos en tu dieta diaria, tu estado de ánimo mejorará mucho y la energía volverá a tu cuerpo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus