•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La doctora Gloria Alejandra Gaitán Gutiérrez es oftalmóloga graduada en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua y en el Centro Nacional de Oftalmología, tiene alta especialidad en  Cirugía Plástica y Reconstructiva de Párpados, Órbita y Vía Lagrimal en el  Hospital Conde de  Valenciana, UNAM;México D.F.

Asimismo, consta con entrenamiento en tumores de párpados, superficie ocular y órbita en el Hospital Siglo XXI, México D.F. y  Hospital Infantil de México (HIM), México D.F.

¿Por qué decidió estudiar Oftalmología?

Decidí estudiar Oftalmología al terminar mis estudios de Medicina General porque me impactó que nuestro sistema visual va mucho más allá del ojo, participan otros órganos y sistemas que de una forma maravillosa se coordinan de tal manera que podamos “ver”  y  esto es tan importante en todos los ámbitos de nuestra vida. Conocer y resguardar cada día esa parte de nuestro cuerpo que Dios creó es una misión que Él me ha confiado.

¿Cuál es la importancia de la oculoplástica?

Dentro de la oftalmología, la alta especialidad en párpados, órbita y vía lagrimal, conocida como Oculoplástica tiene una gran importancia, ya que mediante ella se protege la integridad del órgano visual en su totalidad. Específicamente en la prevención de la falta de desarrollo visual en un niño que nace con ptosis (párpados caídos), en la corrección de ciertas posiciones o deformaciones de párpados que ponen en peligro la perforación ocular (colobomas, entropión, ectropión, triquiasis), se le da tratamiento a enfermedades de la superficie ocular que bloquean la visión o imposibilitan que el ojo tenga movilidad. Se diagnostica y se trata problemas orbitarios de tipos inflamatorios, tumorales o traumático que ponen en riesgo la visión y el globo ocular, así como también desde el punto de vista estético, que le puede cambiar la vida a la persona.

¿Qué otros beneficios puede llevar esta especialidad a los pacientes?

Mediante esta práctica profesional podemos diagnosticar a tiempo tumores oculares, evitando de esta forma que requiera de cirugías mutilantes, también se puede contribuir a una mejor rehabilitación e integración de un paciente operado por un tumor deformante. E incluso hasta salvar la vida de los pacientes. Actualmente solo hay tres Oculoplásticas en el país.  

¿Por qué optó por esa especialidad?

Quise estudiar Oculoplástica, ya que me impresionaba ver a pacientes que tienen tumor en dichas zonas, que se tienen que operar y luego quedan no solo con el trauma de tener un cáncer,  sino que luego quedan desfigurados. Así que decidí prepararme en eso, para diagnosticar con prontitud ese tipo de patología, operarlos y que luego mis pacientes puedan integrarse nuevamente a la sociedad, no con un rostro desfigurado.

¿Qué le satisface más de su profesión?

Lo que más me gusta de mi carrera es ver la sonrisa de mis pacientes satisfechos porque ya no tienen tumor que ponga en riesgo su vida y porque se ven bien.

¿Qué tipo de cirugía es la que más realiza?

Es difícil decir qué cirugía es la que más realizo, el trabajar medio tiempo en una institución del Estado que es de referencia nacional, tengo la oportunidad de operar en volumen tanto párpados, como vía lagrimal y órbita. Los tumores oculares son más frecuentes de lo que imaginé acá en Nicaragua. Con mayor número en superficie ocular y párpados. Así que hago muchas reconstrucciones. Es muy común también las ptosis o caídas de párpados, sobre todo en personas de la tercera edad, que les provoca una reducción significativa de su campo visual o en niños que ya nacen con sus párpados caídos (ptosis congénita) que les imposibilita desarrollar su visión. Entre otras alteraciones en la posición o formación de los párpados que ponen en riesgo el ojo.

¿Le ha marcado alguna experiencia en particular?

Todos mis pacientes son especiales y de cada uno de ellos recuerdo algo. Pero quizás el que más me ha marcado fue un niño que, siendo residente de oftalmología, me tocó atender. Era un niño de 4 años que perdió sus dos ojos y quedó desfigurado por pisar una mina en el campo, donde se supone no era un terreno minado. Ese día yo me decidí por estudiar esta especialidad dentro de la oftalmología.

  • 3 especialistas en Oculoplástica hay en Nicaragua.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus