•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando hay una infección en la vista, el ojo se irrita y la luz intensa puede causar malestares, según expresa Amelia Salvatierra, oftalmóloga de la Clínica del Ojo. De acuerdo con la especialista, esta infección es conocida como conjuntivitis y trata sobre la inflamación de la conjuntiva, es decir, del tejido fino y transparente que cubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo. No obstante, a pesar de que la conjuntivitis es una de las infecciones del ojo más frecuentes, dicha condición es una enfermedad tratable en niños y adultos.

Causas y señales

Factores como los virus, las bacterias y los alérgenos (caspa de las mascotas o los ácaros del polvo) son los principales desencadenantes de esta enfermedad. Según Salvatierra, las primeras señales de afectación se manifiestan cuando la conjuntiva se vuelve rosada por la dilatación de los vasos sanguíneos, al tiempo que aparece una secreción en el ojo, la cual puede ser acuosa y gruesa en la conjuntivitis vírica, y blanca o amarilla en la bacteriana, aunque esta diferencia no es absoluta, comenta la especialista. Cabe señalar que estas secreciones pueden causar una visión borrosa debido a que la misma tiende a pegar los ojos cuando están cerrados, en especial por la noche.

Por otro lado, la doctora Marcia Castrillo, especialista en enfermedades del ojo, refiere que los síntomas de la conjuntivitis pueden variar dependiendo de la causa pero que por lo general incluyen los siguientes síntomas: enrojecimiento o inflamación de la parte blanca del ojo o del interior del párpado, aumento en la cantidad de lágrimas, secreción del ojo blanca, amarillenta o verdosa; picazón, irritación o ardor en los ojos, sensibilidad a la luz y una extraña sensación de tener arena en los ojos.

Prevención

La conjuntivitis causada por virus o bacterias es muy contagiosa y se propaga fácil y rápidamente de una persona a otra, por lo que es necesario reducir el riesgo de contraerla o propagarla, si se toman algunas medidas simples de cuidado personal como: lavarse las manos cada vez que sea necesario, evitar tocarse o frotarse los ojos con las manos sucias, evitar compartir el maquillaje para los ojos y la cara, los cepillos cosméticos, los lentes de contacto y sus envases, y los anteojos.

En cuanto al diagnóstico, este lo realiza el médico a partir de los síntomas y del aspecto de los ojos, aunque la mayoría de las personas con conjuntivitis infecciosa finalmente mejoran por sí solas.

1 señal de la conjuntivitis es el enrojecimiento de los ojos y del interior de los párpados.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus