•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las paredes del consultorio del doctor Eloy Isaba Rodríguez están cubiertas por decenas de títulos académicos, condecoraciones científicas y reconocimientos que a lo largo de su vida ha recibido como otorrinolaringólogo, profesión de la que se enamoró hace más de medio siglo y que aún sigue ejerciendo.

El doctor nació en la tierra del quesillo, La Paz Centro, hace 79 años, y como buen leonés estudió Medicina en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León) y luego viajó a México, donde en tres años hizo la especialidad de otorrinolaringología (oído, nariz y laringe).

A su regreso a Nicaragua se estableció cerca de  la antigua Lotería Nacional, donde lo sorprendió el terremoto del 22 de diciembre de 1972, que lo obligó a cambiar de lugar y desde entonces está atendiendo cerca de la rotonda de Plaza España.

Desde que se graduó de médico general a los 27 años hasta que se jubiló hace 10 años, el doctor Isaba Rodríguez trabajó para el sistema nacional de salud, entre ellos el hospital El Retiro y varios hospitales de referencia nacional pertenecientes al Seguro Social. 

Además, por más de 25 años dio clases de otorrinolaringología en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) y en el hospital escuela Antonio Lenín Fonseca, donde fundó la escuela de otorrinolaringología. 

Casado con su compañera de clases de Medicina hace 51 años, Alma América Acuña, con la que tuvo 4 hijos.

El doctor Isaba Rodríguez recuerda con emoción una de sus primeras intervenciones quirúrgicas hecha hace casi medio siglo.

"Hace unas semanas, mientras arreglaba la casa, mi esposa encontró en un rincón unas fotos que me tomaron hace 45 años, cuando a una señora joven la intentaron asesinar y le hicieron muchas heridas en todo el cuello, le dejaron la tráquea descubierta y yo la reconstruí, nos causó alegría ver la foto de cómo era uno hace 45 años y ver el informe de lo que se hizo y todo lo que salió en los periódicos", señaló.

¿Y qué pasó con la muchacha?
Se curó y quedó perfectamente bien.

¿Y usted la volvió a ver después de eso?
Vino en dos ocasiones a saludarme y recibí varias cartas de felicitaciones de personas de Honduras.

¿Cuáles son las enfermedades más frecuentes que le consultan?
Aquí viene mucha gente que padece de las vías respiratorias, infecciones de los senos paranasales, de la garganta y de los oídos, con mucha frecuencia.

¿A qué se deben los sangrados nasales?
Es una patología “frecuente”, porque hay temporadas en que no hay sangrados nasales, generalmente eso viene en la época seca; cuando hay sequedad en el ambiente se seca la nariz y se forman costras y todo el mundo que tiene una costrita en la nariz se mete el dedito y con las uñas se arranca las costritas y de allí vienen los sangrados y la nariz es muy sangradora, entonces, cuando la gente ve la sangre, se asusta y va corriendo a buscar al otorrino.

¿Qué daño puede causar a los oídos escuchar música a alto volumen?
Ahora con las nuevas tecnologías, muchos jóvenes se meten a los oídos audífonos para escuchar música, lo malo no es escuchar música, sino dejarse por mucho tiempo y con intensidad esos aparatos, eso es lo que perjudica a los oídos, lastiman y pueden perder parte de la audición.  

¿Qué otras infecciones presentan los niños?
La amigdalitis y es quizás la cirugía que más se hace en todas partes del mundo,  y hay que quitar las amígdalas cuando se están infectando con mucha frecuencia, porque lastiman y producen efectos secundarios, por estarse inyectando antibióticos.

¿Tiene alguna consecuencia luego que se quitan las amígdalas?
No, las amígdalas tienen utilidad biológicas hasta los 3 años de edad, sirven como órgano inmunológico, pero después de los 3 años de edad las amígdalas no sirven para nada, se atrofian, persisten las infecciones y entonces viene el tratamiento quirúrgico.

¿Qué recuerda de su época de estudiante?
Cuando uno es novato pasa muchos apuros, a uno lo ponían a trabajar en las emergencias y era cuestión de estar lidiando con toda clase de gente, pasando la noche sin dormir, porque los turnos de nosotros  empezaban el sábado al mediodía y terminaban el lunes a las 5:00 de la tarde, el fin de semana era pesadísimo. 

¿Cuál considera que ha sido su aporte a la sociedad nicaragüense?
Bueno, he sido médico de los hospitales generales durante 40 años y trabajé atendiendo pacientes, haciendo cirugías graves, severas, y me da satisfacción que ahora vienen algunos  a buscarme porque  yo los operé hace 25 años.

¿Y la clave para un matrimonio duradero?
La clave es llevarte bien con tu mujer, perdonarte y perdonarla, porque los pleitos van a existir siempre, pero el secreto está en tener el valor de pedir perdón y de conceder el perdón cuando te lo pidan.

Perfil

Eloy Isaba Rodríguez
Edad: 79 años
Profesión: Médico

51 años de casado tiene el doctor Eloy Isaba.
Especialidad: Otorrinolaringólogo . 
Estado Civil: Casado.
Religión: Católico. 
Hijos: 4
Hobby: Leer literatura religiosa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus