•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para muchos la preocupación sigue siendo cuidar su peso. La ganancia de peso es realmente una consecuencia de la pérdida del balance de energía en nuestro organismo, es decir que se consumen  más calorías de las que se gastan.

En términos de peso todas las calorías cuentan así sean aportadas por alimentos sólidos o líquidos, y además cuenta de dónde vienen esas calorías. Es más fácil que se acumule grasa con 100 calorías aportadas por una bebida cargada de azúcar que consumirlas provenientes de un vaso de leche. Esto tiene que ver con la composición de la bebida y la respuesta metabólica que se genera en nuestro organismo.

Cualquier alimento o bebida que estimule la producción excesiva de insulina por el páncreas tiende a almacenarse como grasa y a engordar.

Agua: Es el hidratante por excelencia, nuestro cuerpo está formado entre un 60 y 70% de agua y por tanto es un líquido vital. NO aporta calorías y debemos consumir entre 2 y 3 litros al día. Sugiero tomarla antes de las comidas, como acompañante de las mismas o en los entretiempos. El agua ayuda a mantenerte hidratada(o) y da sensación de saciedad.

Refrescos naturales: Son de amplio uso en nuestro país, realmente las frutas son muy saludables, sin embargo, los refrescos hacen perder la fibra que la fruta aporta y además tienen gran cantidad de azúcar añadida. Recomiendo consumirlos de forma ocasional y moderada, sin colarlos para no perder la fibra de la fruta y controlando la cantidad de azúcar que se les coloca para que sean más saludables. Los refrescos no deben reemplazar el consumo de agua.

Tés naturales: Los tés naturales son una excelente opción de bebidas, muchos son digestivos, otros antioxidantes y algunos le dan un poco de sabor al agua. Los que son sintéticos vienen con gran cantidad de azúcar. Los que son naturales y tienen poca cantidad de azúcar  son una opción saludable.

Bebidas rehidratantes: Su consumo está indicado solamente luego de una práctica deportiva o cuando se ha sudado en exceso. Tienen un aporte pequeño de electrolitos y azúcar que en estos casos es conveniente. No son bebidas para consumir libremente.

Bebidas tipo cereal: Cualquier bebida tipo cereal como la avena, el pinolillo, la semilla de jícaro tienen calorías provenientes del cereal como tal y del azúcar que se les adiciona. Deben consumirse de forma moderada y con poca cantidad de azúcar, yo las recomiendo solo como meriendas pero no para acompañar las comidas.

Jugos sintéticos y bebidas gaseosas: Su consumo debe ser eventual. La mayor cantidad de sus calorías provienen del azúcar que contienen, además tienen químicos, preservantes y colorantes. Su uso puede ser útil cuando necesitamos energía rápida o necesitamos seguridad en cuanto a higiene y limpieza de lo que vamos a tomar. Consumirlos en exceso no es saludable.

Al escoger tus bebidas ten en cuenta las calorías que contienen y los nutrientes que te aportan.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus