María Joaquina Sánchez
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mucha gente lo padece en algún momento de su vida, experimentando una sensación abdominal y una distensión que hace que pierda su bienestar habitual, que en una palabra se resume en “estreñimiento”, que de acuerdo con la doctora Karla García, médico general, se traduce en ir menos veces al baño de lo normal. Usualmente, el estreñimiento se debe a una dieta baja en fibra, falta de actividad física y poco consumo de agua; aunque algunas veces, ese cambio en la consistencia de las evacuaciones también puede deberse a estrés excesivo o a un viaje.

De esta forma, el estreñimiento, también conocido como constipación, es un trastorno que como manifestación principal de incomodidad que causa dentro del organismo esa sensación de dolor al momento de defecar, cuya acción puede resultar muy difícil y dolorosa, debido a que las heces pueden ser duras y secas, como rasgos peculiares de la afectación.Y es que, aunque el estreñimiento puede no afectar seriamente tu rutina diaria, la realidad es que lo normal debería ser tener una evacuación diaria, para que el intestino quede limpio y pueda formar nueva materia fecal, lo que además ayuda a evitar la inflamación y la formación de los molestos gases, expresa la experta.

1 VASO de agua tibia con una cucharada de jugo de limón estimula las contracciones musculares del intestino.

¿Cómo se desarrolla?
Según García, el agua y los residuos alimenticios entran en el colon o intestino grueso, de manera que el colon absorbe el exceso de agua mientras quedan los productos de la excreción. Las contracciones musculares llevan la excreción al recto, pero en el caso del estreñimiento, estas contracciones naturales del colon son perturbadas, de modo que el material de la excreción se mueve lentamente; por lo que la absorción del agua por el colon se vuelve más acentuada, originándose así heces secas y duras que pueden causar dolor al pasar.

Tratamiento
Afortunadamente, para muchos, el estreñimiento puede ser fácilmente aliviado con algunos cambios en el estilo de vida, llevando una dieta rica en fibras, tomando mucho líquido y haciendo ejercicios. No obstante, para ayudar a controlar el estreñimiento, la especialista nos comparte algunas recomendaciones para aliviar los males del intestino. Entre sus consejos refiere que el consumo de fibra  ayuda a que la masa fecal tome una consistencia suave y pueda ser eliminada fácilmente y sin dolor. La fibra se encuentra en muchos vegetales, frutas y granos que deben ser incorporados en la dieta diaria.

También, crear el hábito de comer a la misma hora todos los días, en calma y aprendiendo a masticar bien los alimentos, es una acción adecuada para el buen funcionamiento del organismo. Sobre esta misma línea, la ingesta de agua ayuda a mantener la materia fecal suave, facilitando el tránsito intestinal, de ahí que es importante tomar entre 8 y 10 vasos de líquido al día. De igual forma, el ejercicio regular, que puede ser tan solo el caminar entre 20 y 30 minutos al día, puede aportar beneficios al buen funcionamiento del aparato digestivo.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus