•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dedicado a cuidar lo más preciado de los niños, su salud mental, el doctor Navarrete es un hombre que escogió una de las especialidades  más nobles de la  medicina.

El nombre del doctor Pablo Navarrete está registrado en el Hospital Bautista desde hace 49 años. Por eso  él,  a tono de broma, dice que es el trabajador más antiguo de esa institución, y tiene toda la razón, porque precisamente allí nació un 22 de mayo de 1966, día de Santa Rita. Ahora,  49 años después,  todavía sigue en los pasillos del sanatorio donde dejó el ombligo,  solo que ahora dando atención a los niños y clases a los  estudiantes de la carrera de pediatría, como miembro del cuerpo docente de esa especialidad.

3 hijos tiene el doctor: José Pablo, Pablo Emilio y Gregory Pablo.

Pablo Emilio Navarrete Romero estudió medicina general en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua y cursó la especialidad de pediatría en el hospital Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”. Luego partió al Distrito Federal, México, donde cursó la subespecialización de neurología pediátrica, y regresó a Nicaragua a prestar sus servicios profesionales a los diferentes hospitales públicos del país.

Si algo caracteriza al doctor Navarrete es que nunca busca el camino fácil de las cosas, por el contrario, piensa que entre más difícil es el camino, más gratificante es el resultado.

Por eso, recuerda lo que le contestó a su maestro cuando este le preguntó: “Pablo, ¿por qué venís a hacer pediatría y no medicina u otra carrera?”. Y él respondió: “Bueno, la verdad es que a mí siempre me han gustado las cosas difíciles y tomo la pediatría, porque pienso que dentro de la medicina es difícil entender a un niño. Quiero a la pediatría, porque estudiando lo más difícil, pienso que puedo ayudar más todavía a resolver los problemas”.

¿Lo tomó como un reto?
Claro, fue un reto. Y neurología pediátrica porque en ese momento, hace 18 años,  teníamos muy pocos subespecialistas en esa área y pienso que era importante tener a alguien más que pudiera ayudar a niños con esos problemas. Aún seguimos siendo pocos.

¿En qué consiste la neurología pediátrica?

Consiste en ver en niños los problemas de tipo neurológico, los diferentes tipos de epilepsias, diferentes tipos de dolores de cabeza, niños con retraso en el desarrollo psicomotor, área del lenguaje, pero también miramos otros problemas de tipo muscular: nervio periférico, tumores, secuelas de traumas craneales, niños que quedan con trauma, eventos cerebrales basculares y complicaciones que tiene los niños por otras enfermedades pediátricas.

¿Existen factores de riesgo para que un niño nazca con problemas neurológicos?

Bueno, si las madres no llevan un buen control prenatal, una alimentación adecuada, y si no ingieren sus vitaminas, su ácido fólico, su hierro previo al embarazo, eso puede facilitar un riesgo neurológico. Además, en la actualidad estamos viendo que los factores alimentarios están influyendo. Tenemos que evitar que nuestras mujeres ingieran licor,  sustancias tóxicas y drogas antes de embarazarse, si no pueden hacer que el gen se degenere.

¿Cómo saber si el bebé tiene discapacidad al nacer?

Cuando hacen un movimiento anormal, sin ninguna causa, no porque esté tenso, enojado, remojado, sino porque hacen un movimiento anormal y puede comprometer su conciencia. Además, al empezar a hacer esos movimientos, se estanca el desarrollo y muy probablemente está en relación con algo neurológico,  que está pasando. Cuando hablamos del desarrollo, es cuando no avanzan en las áreas motoras, cuando tienen una edad determinada, 6-8 meses y no se sientan, no se dan vuelta, uno empieza a ir al especialista para que busque una causa y resolver pronto.

¿Cuál es su mejor contribución a la sociedad?

Mi mayor contribución ha sido haberme formado como médico y dar servicios a la  comunidad, en este caso a la  atención pública y privada como médico pediatra.

¿Cómo combina su trabajo y la relación con su familia?

Los medios actuales nos facilitan la comunicación, por las noches ir con ellos, platicar, preguntarles cómo van, estar pendientes de cómo van en clases, compartir.

¿Un pensamiento que le inspire?

Siempre tengo presente algo que mi mama me inculcó: siempre terminar lo que empiezo y siempre buscar cómo superarme, sobresalir, trazarse metas todos los días para no dormirse.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus