•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Si usted es de las personas que cada vez que almuerza se siente atraído por un dulce, pero teme que ese "gusto" le pueda provocar un aumento de peso, es hora de que se saque la idea de la cabeza porque es un mito.

Estudios científicos a lo largo del mundo comprueban que, por naturaleza, estamos atraídos al dulce. Quizás eso no le sorprenda, pero si esa atracción le lleva a un consumo excesivo quizás se enfrentará a las consecuencias de llevar cualquier consumo al extremo. La ventaja es que en el mercado usted tiene una alta variedad de posibilidades para disfrutar del dulce sin problemas.

La nutricionista Raquel Tejada, explica que, "el secreto está en el balance, usted puede disfrutar del dulce en las frutas o puede optar por un producto ya sea en su versión regular o light. Lo importante es conocer el consumo de calorías a lo largo del día y ajustar las porciones para

que el resultado final sea un equilibrio ideal para su organismo".
La experta agregó que "sea regular o light el consumo debe ir acompañado de actividad física y un consumo consciente, es decir no caer en abusos".

Apueste por los beneficios

Debido a que algunos alimentos contienen más calorías que otros, la recomendación de balancear la dieta con versiones regulares y light se mantiene como una de las mejores para quienes cuidan su salud y peso.

Los productos o alimentos en su versión light contienen por lo general edulcorantes no calóricos, es decir el sabor es el mismo, pero gracias a estos, el alimento no aporta calorías, así que ese postre o dulce no representa ninguna caloría o muy pocas al total consumido en el día.

Un beneficio adicional es que al final usted se sentirá más alegre dado que el dulce libera hormonas que le ayudan con ese fin.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus