•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El pan es alimento rico en hidratos de carbono complejos, siendo su componente más abundante el almidón, por lo que aporta buena cantidad de proteínas de origen vegetal, y apenas contiene grasa, lo que lo convierte en alimento indispensable en la pirámide nutricional.

La doctora María Luz André Alonso, médico-Nutricionista Clínico, en Tulipanes Spa, explica que existen muchas creencias falsas alrededor de la nutrición y los hábitos alimenticios y, en el caso del pan, el falso mito popular de que este debe ser uno de los principales elementos a eliminar o restringir en las dietas de adelgazamiento.

Durante muchos años se culpó al pan de ser uno de los principales causantes del sobrepeso, pero quizás el culpable de esto sea el acompañamiento del pan: mantequilla, jaleas, salsas, entre otras.

Debido a este mito de que los hidratos de carbono engordan y carecen de importancia nutritiva, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha aconsejado que se consuman al menos 250 gramos de pan al día.

¿CÓMO PUEDO INTEGRARLO EN MI DIETA?

El pan debido a su valor nutricional, debe constituir una parte importante en la dieta, por lo que debe estar presente en prácticamente todas las comidas, así que se recomienda consumirlo desde el desayuno hasta la cena, explicó André.

El hecho de no consumir el pan de forma habitual contribuye a desequilibrar el perfil calórico de la dieta, es decir que aumentaría el porcentaje del total de las calorías proveniente de alimentos ricos en grasas o proteínas, por lo que no se estarían cumpliendo los requerimientos básicos para tener una alimentación balanceada.

NO LO OLVIDÉS

El pan contiene vitamina B1 o Tiamina, vitamina B2 o Riboflavina, vitamina B3, vitamina B6 y vitamina B9, además de minerales que contienen en gran cantidad: fósforo, magnesio, calcio y potasio, y en menor medida otros como: sodio, hierro o yodo, que son de gran ayuda para cubrir las necesidades básicas de nuestro organismo.

5 mitos del pan que deberías conocer

1. Eliminá el pan de la dieta. Esto es falso, lo que tenés que eliminar son los complementos.

2. Quitar la miga. La miga contiene un alto índice contenido en agua lo que contribuye al aumento de peso.

3. El pan tostado engorda menos. Muchas veces estos productos contienen azúcares para mejorar su sabor por lo cual no es seguro que engorden menos.

4. El pan integral tiene menos calorías. La única diferencia entre el pan blanco y el integral es la cantidad de fibra, pero las calorías son las mismas.

5. Los bocadillos no son saludables. El problema de los bocadillos no es el pan, sino con lo que combinamos. Podés optar por vegetales e ingredientes bajos en grasas.

 

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus