•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La dieta es una parte vital en el control de la diabetes, por lo que te damos algunas pautas de cómo debe ser tu alimentación para vivir mejor y más saludable.

La doctora Ligia Pasquier, especialista en Nutrición que lleva varios años trabajando con pacientes diabéticos, explica que la dieta tiene que ser balanceada y se deben incluir alimentos de todos los grupos: formadores, protectores, básicos y de energía concentrada.

PROTECTORES

Son las frutas y verduras de todos los colores,  que nos dan vitaminas como A, B, C y minerales que nos ayudan a protegernos de enfermedades y nos contribuyen a prevenir infecciones.

Pasquier explica que se deben agregar a la alimentación porque son imprescindibles en la dieta de un paciente diabético. Además que cada color es importante gracias a que contiene un antioxidante diferente, que son sustancias químicas que nos protegen de enfermedades y de daños en el cuerpo.

FORMADORES

Son esos alimentos que contienen proteínas como la carne de res, pollo, pescado, huevo y queso, la doctora Pasquier recomienda consumirlos en cortes bajos en grasa y al menos una porción al día.

BÁSICOS

Son aquellos que nos dan energía para todas nuestras actividades. En este grupo van incluidos los carbohidratos, que vienen de aquellos vegetales harinosos. Por lo que se recomienda incluir siempre una porción de cereal, arroz, pastas, que nos ayuden a aportar energía.

ENERGÍA CONCENTRADA

Son aquellos que nos dan energía, como la grasa y  el azúcar, los cuales deben ser consumidos en cantidades moderadas.

Con respecto a las grasas, la doctora Pasquier aclara que debemos escoger aquellas que son consideradas buenas, es decir, las que son de origen vegetal como: el aceite de oliva, de pescado, canola, de girasol. Estos  aceites son de gran importancia debido a que ayudan a evitar daños neurológicos, mejoran la circulación sanguínea y ayudan a evitar ciertos problemas inflamatorios.

Por otro lado, los azúcares no son recomendados para pacientes diabéticos, en especial la azúcar refinada, las jaleas, mermeladas y miel, debido a que son carbohidratos simples que se integran rápidamente a la sangre, provocando un incremento de glucosa.

RECUERDA

La alimentación tiene que ser equilibrada por lo que se debe integrar al menos un alimento de  cada uno de estos grupos. Pasquier explica que se tiene que consumir frutas y verduras todos los días y al menos 5 porciones, evitando las frutas que contengan un alto grado de azúcar.  

Opta por incluir a tu dieta alimentos integrales, debido a que contiene un índice glucémico bajo, lo que hace que no se eleven los niveles de azúcar en la sangre.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus