•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ajo es muy utilizado por su particular sabor, indispensable en varias recetas, así como por sus propiedades medicinales. Pero sus usos van más allá, porque según el sitio web de medicina natural Innatia, el ajo puede ser aprovechado en el hogar debido a que sus cáscaras, que si bien pueden consumirse, generalmente terminan en la basura. Por ello, a continuación te brindamos algunas ideas sobre cómo podés aprovechar las bondades que te ofrece esta especie.

Pesticida de ajo

Podés usar el ajo solo o potenciarlo con la cebolla, para crear un insecticida natural y de amplio espectro para tu jardín. Los ácidos volátiles del ajo ayudan a repeler los insectos que pueden perjudicar el crecimiento sano de tus plantas, de manera que las protege tanto de caracoles y de la complicada mosca blanca. Para ello, procesá el ajo y la cebolla en un litro y medio de agua. Dejalo reposar tapado durante 5 días y aplicá como atomizador una vez a  la semana por las noches.

Repelente

Quizás su olor sea algo fuerte, pero un repelente de ajo funciona muy bien en situaciones extremas en las que te encontrés con muchos mosquitos a tu alrededor. Aplastá algunos dientes de ajo y dejalos sumergidos en agua durante dos días, luego colá y agregá una o dos cucharaditas de zumo de limón, para que disimulés un poco el fuerte aroma.

Reparador de vidrio

Sí, como lo leíste, el zumo de ajo es un adhesivo natural. Claro que no podés hacer grandes trabajos, pero sí mejora grietas en el vidrio, como las que suelen sufrir los vasos. Debés machacar un diente de ajo y frotarlo en la zona afectada, para que luego solo limpiés el exceso.

Quita astillas

Si tenés pisos de madera, sabés de seguro lo que es clavarte una astilla en un pie: superdoloroso y difícil de quitar. La clave está en que cortés una rodaja de ajo fina y te la coloqués sobre la astilla, cubriéndola con algún vendaje, mientras te recostás por unos minutos para dejar que la idea surta efecto. Luego, retirá y casi por arte de magia, vas a notar que la astilla se habrá salido por sí sola.

Fertilizante

Tanto el ajo como su cáscara pueden ser parte de un abono para nutrir tu suelo, dado que aporta muchos buenos nutrientes para enriquecer la tierra.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus