•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un estudio reciente de la Universidad de Nueva York, Estados Unidos, divulgó que existe una relación entre el hábito de calentar comida en recipientes de plástico y el desarrollo de la diabetes.

Esto se debe a que el plástico libera toxinas pertenecientes al compuesto orgánico Bisfenol A, sustancia que al ser ingerida provoca resistencia a la insulina y propicia la presión alta, factores documentados por los médicos de  favorecer el desarrollo de la enfermedad.

El doctor Leonard Trasande, que lideró la investigación, examinó los componentes del plástico que se liberan debido a la forma en que los microondas funcionan. 

Es por ello que el estudioso dice que si  va a calentar la comida sería mejor utilizar un recipiente de vidrio o cerámica, además recomendó no lavar los recipientes de plástico en el lavavajillas para evitar la fuga de plastificantes en la comida.

Dañino

Este estudio fue hecho sobre otros previos que analizaron toxinas ambientales que podrían afectar el metabolismo. Ya en 1989 la Universidad de Minnesota demostró que  el uso de microondas para calentar la leche de los bebés redujo la cantidad de vitaminas en este líquido. 

“El pasar por el microondas las fórmulas para bebés convirtió a determinados aminoácidos en sintéticos. Además, uno de los aminoácidos convertidos es conocido como una neurotoxina y una nefrotoxina --ambos nocivos, para el sistema nervioso y los riñones--, respectivamente”, dijo la investigadora Lita Lee al medio estadounidense TheLancet, en aquel momento. Uno de los estudios más recientes, publicado por la Universidad de Columbia  el año pasado, apuntó que durante el embarazo, los fetos expuestos a elevados niveles de estos químicos plásticos tienden a tener seis puntos menos de coeficiente intelectual que el promedio de niños. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus