•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ojo contiene en su interior un nervio óptico que se conecta a la retina (la capa de tejido sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo), que está formada por muchas fibras nerviosas que funcionan como un tendido de cables eléctricos. De esta forma, el nervio óptico envía señales desde la retina al cerebro, donde estas señales son interpretadas como las imágenes que vemos, explica el oftalmólogo Marco Antonio López. 

Sin embargo, el humor acuoso, que se caracteriza como un líquido parecido al agua, tiene que renovarse constantemente, por lo que si falla el sistema de drenaje, la presión intraocular aumenta, dando espacio a un daño en el nervio óptico que se conoce como glaucoma, cuya enfermedad conduce a una pérdida progresiva e irreversible de la visión, afirma el especialista. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 14 millones de personas en el mundo tienen glaucoma. 

Síntomas

De acuerdo con López, hay dos tipos de glaucoma. El glaucoma de ángulo abierto es indoloro y asintomático en la primera etapa de la enfermedad. El síntoma más importante de este tipo de glaucoma es el desarrollo de manchas ciegas o parches en la visión, después de meses o años. Ahora bien, en el glaucoma de ángulo cerrado, la presión del ojo se eleva rápidamente, de modo que los síntomas pueden incluir: intenso dolor ocular y de cabeza, enrojecimiento del ojo, visión borrosa, halos de color alrededor de las luces y pérdida repentina de la visión.

Las personas que tienen mayor propensión a tenerla son las de más de 40 años, con antecedentes familiares de la enfermedad, hipermétropes o miopes, diabéticos, personas que fueron tratadas con corticoesteroides durante mucho tiempo, o bien, las que han padecido de lesiones en los ojos.

Diagnóstico

La detección precoz de la enfermedad es importante para evitar la pérdida de la visión. Según el oftalmólogo, el diagnóstico que se utiliza para el examen de glaucoma consta de cuatro pasos. En primer lugar, se mide la presión del ojo. El médico utiliza tanto el oftalmoscopio como la lámpara de hendidura con el fin de detectar aquellas alteraciones del nervio óptico que puedan indicar la presencia del glaucoma. Asimismo, las pruebas del campo visual le permiten al médico detectar manchas ciegas. Finalmente, el médico utiliza unos lentes especiales para examinar los canales de drenaje del ojo, cuyo procedimiento se conoce como gonioscopia.

Tratamiento

Es importante saber que cuando una persona ha perdido la visión debido al glaucoma, la pérdida es irreversible. Pero, si el glaucoma se detecta precozmente, con un adecuado tratamiento se puede evitar la pérdida de la visión. Cabe destacar que el tratamiento del glaucoma es para toda la vida, incluyendo la práctica de una cirugía para remover la macha y el uso de gotas oftálmicas.

  • 2do lugar ocupa el glaucoma como condición de ceguera en el mundo.
  • 40 años a más edad son propensas las personas a desarrollar glaucoma.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus